Domingo, 19 de noviembre de 2017
Temas de hoy
  • Aeropuerto Santa Ana
  • Peaje de Cerritos
  • Bomberos
  • Catastro
  • Seguridad alimentaria

La nomenclatura en Cartago es un caos y habrá que analizarla en el nuevo POT

Publicado: Lunes, 03 de julio de 2017  |  10:04 pm

La extraña nomenclatura de Cartago mantiene con los pelos de punta a todo el mundo, especialmente a los foráneos que visitan la ciudad y a las empresas de mensajería, debido a la dificultad de encontrar las direcciones.

Comparte
César Vallejo Restrepo | Cartago | 03 JUL 2017 - 10:04 pm

De caótica la nomenclatura en Cartago, advierte Planeación Municipal

La Secretaría de Planeación Municipal admitió que en materia de nomenclatura la situación en Cartago es terriblemente caótica, puesto que existen sectores donde es muy difícil llegar por las inconsistencias en las direcciones.

"Estoy pensando en llevar este tema al Plan de Ordenamiento Territorial con el fin de buscar la unificación de criterios en cuanto a definiciones de urbanización, ya que en Cartago hay numerosos sectores con diferentes conceptos y denominaciones. Algunos construyen cinco o seis casas y le dan el nombre de barrio, urbanización, conjunto residencial, condominio o ciudadela, lo cual origina confusión.

En esta ciudad las personas se guían, en materia de direcciones, por los barrios tradicionales que le sirven de referencia, pues son tantos los nombres que se les da a las nuevas construcciones que es muy difícil que los taxistas los conozcan. 

Siempre hay que identificar un barrio muy conocido y cercano a la dirección buscada, para llegar allá en un carro, un taxi u otro vehículo, sea bicicleta, moto o carro particular, manifestó el arquitecto Ching.

Complicado

Aclaró el funcionario que aunque se pretende buscarle una solución a la problemática, resulta complicado modificar la nomenclatura habida cuenta que todos los operadores de los servicios públicos se basan en la actual.

"Vamos a pedirles a estos operadores que mes a mes hacen la entrega de los recibos, que nos ayuden a ubicar algunos predios que no sabemos dónde están, pues nuestras direcciones no coinciden con las de ellos", señaló.

El director de Planeación Municipal explicó que cuando su dependencia autoriza un urbanismo, este  ya viene con un nombre que es el que le da el responsable de la construcción, y así se registra. Y cuando se les entrega la nomenclatura, igualmente se les concede con el mismo nombre, ya que no podemos cambiarlos.

Nombres

Admitió Ching que en algunos casos esta situación se justifica por tratarse de desarrollos urbanísticos grandes, pero en otros casos se trata de pequeñas manzanas o ileras en una cuadra, y se les da nombres distintos.

Dijo el funcionario ser partidario que en estos últimos casos los urbanizadores deberían acogerse a los nombres de los barrios cercanos, al frente o ubicados en la parte posterior para evitar esa proliferación.     

Para Ching es urgente unificar criterios en torno al tema y crear barrios y sectores mucho más amplios porque el Dane exige, hoy por hoy, que se codifiquen todos los barrios. 

Códigos

De no corregirse el problema aparecerán códigos por todas partes y así será muy complejo enfrentar la problemática, ya que para nadie es un secreto que ya se sale de una manzana y aparece otra con un nombre diferente, manifestó el arquitecto.

Reveló, además, que llevará el tema a la firma que ejecuta el Plan de Ordenamiento Territorial para buscar la simplificación de la nomenclatura, ya que se presentan grandes inconvenientes.

"No sé desde cuando apareció la moda de darles nombres diferentes a unas pocas casas que se construyen al lado de un barrio y que están dentro de la misma área, en vez de agregarlas con el misma identidad", señaló.

Caos

La verdad es que la extraña nomenclatura de Cartago mantiene con los pelos de punta a todo el mundo, especialmente a los foráneos que visitan la ciudad y a las empresas de mensajería, debido a la dificultad de encontrar las direcciones, y de ahí que en el POT habrá que tratar el asunto, dijo.

En concepto del director de Planeación, el problema de la nomenclatura puede tener su origen en que nunca se unificaron criterios, y cada funcionario que pasó por la entidad asumió según su parecer, las directrices en tal sentido, permitiendo el desorden y el caos de hoy.

No existe una normatividad que explique qué es calle, carrera, diagonal, transversal, a lo cual se suma que las nuevas urbanizaciones son de no más de 70 metros por 25 metros, muy pequeñas, y es allí donde comienzan a aparecer direcciones como casa 6 manzana b de la transversal H con la diagonal d en el interior 1j para poner un solo ejemplo.

Muy pequeñas

En los nuevos diseños urbanísticos ya no se construyen las manzanas tradicionales de 80 por 80, sino de 70 por 25 o 22, mucho más pequeñas y hasta aparecen peatonales.

Es así como aparecen en una manzana normal hasta dos calles internas adicionales, lo que crea nomenclaturas locas. En ocasiones las nomenclaturas ni siquiera coinciden con la vía de referencia, y los funcionarios de Planeación se sacan los ojos tratando de establecer las direcciones.

En las grandes ciudades era fácil asumir las nomenclaturas porque eran territorios diseñados de forma cuadriculada, pero el desarrollo de Cartago ha sido sub normal y es complicado este tema porque prácticamente se hizo sin planificación.

Finalmente, Ching se mostró partidario de que a futuro se bauticen calles y carreras de Cartago con nombres de sus hijos ilustres, próceres o hechos y personajes alegóricos que le hayan dado lustre a la ciudad. Esto simplificaría el tema de las direcciones y evitaríamos tener que recurrir al GPS del celular para llegar a las casas, señaló.

Autor: