Jueves, 23 de noviembre de 2017
Temas de hoy
  • Catastro
  • Deuda municipal
  • Sisben
  • Recuperación de vías
  • Agricultura

Por un año más, Diselecsa continuará iluminando las noches de Cartago

Publicado: Martes, 24 de octubre de 2017  |  8:16 am

Diselecsa continuará prestando el servicio de alumbrado público, tanto de manera operativa como en mantenimiento y administración hasta el 20 de octubre de 2018.

Comparte
César Vallejo Restrepo | Cartago | 24 OCT 2017 - 10:46 am

El Municipio de Cartago y Diselecsa se pusieron de acuerdo para prorrogar por un año más la prestación del servicio de alumbrado público que esta última le presta a la ciudad desde hace 20 años mediante la figura de concesión.

Precisamente el viernes pasado cuando vencía la concesión, el Alcalde Carlos Andrés Londoño Zabala instruyó a funcionarios suyos para que se reunieron con el gerente de Diselecsa en Cartago, ingeniero Camilo Urquijo y determinaran la prórroga del contrato en las mismas condiciones como había sido suscrito años atrás.

Uno de los motivos por los cuales el mandatario de los cartagüeños tomó la determinación de prórroga a última hora, pudo obedecer a que la Administración Municipal no decide aún quién y cómo se continuará con la prestación del servicio de alumbrado público.

Explicación

Urquijo tampoco descartó que Londoño Zabala haya considerado necesario tomarse un tiempo más para reducir o cancelar en su totalidad la deuda que Emcartago tiene con el municipio, y este a su vez con Diselecsa por concepto de alumbrado público.

Según Urquijo, esta deuda de alumbrado público pudo haber precipitado la intervención de Emcartago por parte de la Superintendencia de los Servicios Públicos Domiciliarios.

Entre capital e intereses, la deuda de la referencia podría superar los $3 mil millones, gracias a que durante varios años Emcartago no desembolsó oportunamente a Diselecsa los dineros que le recaudaba por la prestación del servicio público.

Continuidad

En consecuencia, dijo Urquijo, Diselecsa continuará prestando el servicio de alumbrado público, tanto de manera operativa como en mantenimiento y administración hasta el 20 de octubre de 2018.

"Espero que en ese tiempo de prórroga el municipio realice los trámites administrativos para escoger a la nueva persona, entidad o institución que tendrá a su cargo la administración, operación y mantenimiento del servicio de alumbrado público en la ciudad", señaló el funcionario.

Nuestro interés ahora es que en Cartago no se presenten traumas en materia de alumbrado público nocturno y continúen los trabajos tendientes a iluminar algunos sectores donde se construyen nuevas obras, dijo Urquijo.

Gerente de Diselecsa

Reversar decisiones

Aunque reconoció que fue necesario reversar algunas decisiones como la de liquidar al personal y entregar las oficinas centrales de Diselecsa, el gerente advirtió que las cosas seguirán como antes, incluido el teléfono de atención al usuario.

Es de anotar que seguirán los 15 trabajadores de planta y se contará con los mismos equipos utilizados en la operación y mantenimiento del alumbrado, hasta el punto de que el ciudadano del común no sentirá ninguna diferencia, anotó.

En la parte financiera el único cambio que se prevé tiene que ver con el flujo de caja, pero con respecto a la operación que es lo que más interesa a la gente, todo sigue igual, manifestó Urquijo.

Deuda

De acuerdo al gerente de Diselecsa la deuda del municipio para con la entidad se remonta al Año 2011 a raíz de que Emcartago no realizó las transferencias de los dineros que los usuarios pagaron por concepto de alumbrado público.

Esta situación, dijo, era compleja para la Administración Municipal que el mismo 20 de octubre cuando terminaba la concesión entendió que necesitaba de un tiempo más para cumplirle a la concesionaria, así fuera con abonos mensuales. Es decir, no quiso terminar el contrato sin solucionar lo relacionado con la acreencia, y evitar de esta forma futuras demandas.

Ahora lo que sigue es que el municipio busque con la Superintendencia de los Servicios Públicos Domiciliarios que Emcartago le cancele la deuda contraída desde 2014, a la cual no le ha hecho abonos, sentenció Urquijo.

Conciliación

La deuda en capital es de $1.658 millones, pero se busca conciliar en lo que tiene que ver con los intereses, puesto que aún no se llega a ningún arreglo, dijo Urquijo, tras revelar que mientras la interventoría y el municipio hablan de un monto, Diselecsa refiere otro.

Si bien las entidades públicas como es el caso del Municipio de Cartago no pueden contratar el alumbrado navideño, Urquijo dijo que Diselecsa estará presto a colaborar con asesoría y recursos técnicos a un grupo de personas empeñadas en iluminar la ciudad en este diciembre.

Al hacer un balance de actividades en Cartago durante los 20 años de concesión, Urquijo recordó que antes de la vinculación de Diselecsa la ciudad contaba con un sistema de alumbrado de mercurio, por demás contaminante y de gran consumo, con fuentes de luz incandescentes,

Cambio

Posteriormente el sistema pasó a la tecnología de sodio de alta presión que fue, precisamente, lo que mayoritariamente permitió un ahorro de energía importante en Cartago. Esto permitió elevar la calidad de vida de los usuarios y mejorar, ostensiblemente, la atención en todos los frentes.

Se ha trabajado en la expansión del servicio y en la solución rápida y eficiente de los problemas, ajenos a favores y presiones políticas y partidistas. La comunidad recibió el servicio sin padrinos de ninguna índole, con respeto y oportunidad, señaló Urquijo.

Nuevas iluminaciones

De otra parte el funcionario confirmó que se esperan instrucciones del gobierno departamental para instalar el alumbrado público en la doble calzada de la Avenida Santa Ana, tramo cuyo diseño inicial cambió y ahora es necesario replantear el proyecto de iluminación que se tenía.

Finalmente, reveló que Diselecsa iluminará la glorieta de la calle 16 "Sueños de Libertad", así como también el Parque de San Francisco que es objeto de remodelación, pero que será dado al servicio de la comunidad en los próximos días.

Autor:
Anuncio
Anuncio