Lunes, 20 de noviembre de 2017
Temas de hoy
  • Agricultura
  • Río De la Vieja
  • Aeropuerto Santa Ana
  • Peaje de Cerritos
  • Bomberos

Por gestión del Incavi en Bogotá, renacen esperanzas de vivienda para damnificados de Bellavista

Publicado: Jueves, 06 de julio de 2017  |  11:36 pm

El proceso de ayuda en Cartago ha sufrido innumerables tropiezos, especialmente cuando se supo que el incendio no se originó por accidente o causas naturales, sino que fue provocado.

Comparte
César Vallejo Restrepo | Cartago | 06 JUL 2017 - 11:36 pm

En procura de cumplirles a los damnificados de Bellavista que perdieron sus humildes casas en un incendio provocado hace varios meses en la ciudad, la Administración Municipal de Cartago a través del Gerente del Incavi, arquitecto, Adalberto Maldonado inició una serie de gestiones y contactos en Bogotá en busca de los recursos necesarios para dar solución a su problemática habitacional.

Maldonado visitó en la capital de la República el Ministerio de Vivienda y planteó la necesidad de que 27 familias que lo perdieron todo durante la conflagración que causó, además, las muertes de tres personas en ese barrio vulnerable, reciban sin costo alguno igual número de casas a través de un mecanismo que autorice la ley.

El proceso de ayuda en Cartago ha sufrido innumerables tropiezos, especialmente cuando se supo que el incendio no se originó por accidente o causas naturales, sino que fue provocado.

En efecto, un individuo bajo los efectos de alucinógenos para vengarse de parientes suyos que habitaban en Bellavista le prendió fuego a la vivienda donde estos residían, pero las llamas se extendieron rápidamente y abrasaron 26 casas más.

En cenizas

Todos los enseres de las 27 familias quedaron en cenizas, y durante varios meses debieron recibir protección del municipio que para el efecto destinó como albergue el entonces Coliseo de la Calle 20. Allí, durante más de tres meses, los damnificados recibieron frazadas, ropa, utensilios de comida y comida, además de la atención en salud y en otros aspectos.

Pocos días después de la tragedia, con el apoyo del gobierno local, el sector privado y la Corporación Diocesana Pro Comunidad Cristiana, al igual que la ciudadanía en general, se realizó una "Cartagotón, con el objeto de recibir ayudas económicas y especies.

La generosidad de los cartagüeños quedó nuevamente demostrada, lo mismo que la de otros municipios del Valle del Cauca que al igual que algunas entidades del orden nacional acudieron al llamado en favor de los damnificados de Bellavista. 

Donaciones

Las donaciones fueron canalizadas por entes reconocidos como la Cruz Roja que almacenó y distribuyó en sus bodegas las donaciones, y la Corporación Diocesana que guardó el dinero recaudado y lo llevó a una cuenta corriente. 

Empero, algunas situaciones se presentaron y molestaron a algunas instituciones que de manera pulcra y desinteresada habían trabajado en la "Cartagotón, y una de ellas como fue la Corporación Diocesana, aunque mantuvo su promesa de donar un lote para construirles viviendas a los damnificados, se hizo al lado y no continuó en el proceso, entregando el dinero recogido al municipio..

Desde los primeros días posteriores al incendio se les había prometido a las 27 familias construirles casas en el lote regalado por la Corporación Diocesana, pero al conocerse la confesión del pirómano tras su captura en Buenaventura, las cosas cambiaron, habida cuenta que en estas circunstancias, cuando aparece un culpable, al ente territorial le es prohibido aportar ayudas y mucho menos destinar dinero para construir viviendas. 

Responsable

Se advertía, entonces, que el capturado como responsable del siniestro era quien debería responder por los daños materiales, además de las muertes de las tres personas. Pero las condiciones de miserableza de este no garantizaban ningún recurso económico para responder económicamente por lo que había hecho, lo cual agudizó la problemática.

Ante la presión de los damnificados y por el hecho mismo de que la Corporación Diocesana había dado un plazo perentorio para mantener su promesa del lote porque de lo contrario desistiría del ofrecimiento, el gerente de Incavi viajó a Bogotá en procura de comprometer al gobierno nacional con el programa habitacional de estas familias. 

De acuerdo a Maldonado, sus gestiones giraron en torno a que tras la constitución de una Organización Popular de Vivienda, OPV,  el Ministerio de Vivienda financie en su totalidad la construcción de las 27 casas.

Gestiones

La visita del gerente de Incavi incluyó, también, gestiones para otras OPV que funcionan en Cartago pero que necesitan recursos económicos para finiquitar sus proyectos.

De igual manera, Maldonado visitó el Departamento de la Prosperidad Social, DPS en busca de recursos para programas de mejoramiento de vivienda. 

Además del proyecto de Bellavista se identificaron otros dos este año que solo esperan la respectiva elegibilidad de Findeter. En 2018 se espera gestionar recursos para otros programas escogidos pero que necesitan superar aspectos jurídicos.

Lote

Finalmente, el funcionario se refirió al lote que le destinó a Incavi el municipio y que está ubicado en las viejas instalaciones del matadero. Allí se pretende, en una extensión de 4 mil 300 metros cuadrados, construir viviendas, pero en bloques de cinco pisos para aprovechar al máximo, el terreno.  

En el lote, cercano a la doble calzada a Santana y al Aeropuerto, en un sector de pleno desarrollo de la ciudad, una empresa privada que se contrataría por concesión, construiría 32 viviendas.

Otra alternativa para sacar a flote el proyecto es que con la ayuda del alcalde, Carlos Andrés Londoño Zabala se gestione un préstamo que le permita al Incavi ejecutar, directamente, el programa habitacional.

Espacio

Uno de los propósitos del Instituto Cartagüeño de Vivienda es generar más espacio público mediante la construcción, no de casas, sino de edificios hasta de cinco pisos en el lote del matadero como lo permite Planeación Municipal y, albergar así, un mayor número de familias destechadas.

"Hay que cambiar la cultura de la gente que solo quiere casas en tierra y no apartamentos porque afirman que no les gusta vivir en el aire". 

"La verdad es que hay que entender la renovación urbana y el aprovechamiento máximo de los lotes para ayudarles a más familias a solucionar su problemática de vivienda, dijo finalmente el arquitecto Adalberto Maldonado.

Autor:
Anuncio
Anuncio