Lunes, 23 de octubre de 2017
Temas de hoy
  • Música
  • Servicio militar
  • Universidad del Valle
  • Agua potable
  • Emprendimiento

Por incompatibilidad con el suelo, planta de Bienestarina y otras empresas podrían irse de Cartago o desaparecer

Publicado: Viernes, 06 de octubre de 2017  |  10:55 pm

No hay nada más que hacer, porque la advertencia es del gobierno nacional ceñido, desde luego, al POT de Cartago y tal como está estructurado el actual es imposible entregar la certificación de uso de suelo solicitada por Bienestarina.

Comparte
César Vallejo Restrepo | Cartago | 06 OCT 2017 - 11:26 pm

Un buen número de empresarios e industriales desistieron de hacer grandes inversiones en Cartago con tiendas de gran superficie y constructoras

Cartago está urgido de un nuevo Plan de Ordenamiento Territorial, POT, porque además de que el actual no le servirle para nada hoy en día, varias empresas podrían desaparecer por inconsistencias en los suelos que ocupan.

La revelación la hizo el ex director de Planeación Municipal, arquitecto Antonio Ching, al advertir que una de las entidades que tiene en peligro su continuidad en Cartago es la Planta de Alimentos, Bienestarina, varias estaciones de servicio, trilladoras y algunos tejares y ladrilleras, entre otros.

Pero, además, un buen número de empresarios e industriales desistieron de hacer grandes inversiones en Cartago con tiendas de gran superficie y constructoras, entre otras, porque al consultar el POT este no les permitía asentarse en los sectores donde querían levantar sus negocios por incompatibilidad con el uso del suelo, señaló Ching. 

Amenaza

En el caso de Bienestarina, una fábrica que procesa desde Cartago hace muchos años alimentos para los niños y las familias más pobres de Colombia la amenaza es real y debe preocupar a todos, incluso a las mismas autoridades departamentales, dijo Ching.

De darse el cierre ante las enormes dificultades para reubicar la fábrica de Bienestarina y desplazar hacia otro lugar la enorme maquinaria con que cuenta la planta, la ciudad se quedaría no solo sin una de sus principales factorías con mayor número de empleos, sino que tendrían que clausurarse programas nutricionales de enorme importancia que se manejan a través de entidades del Estado y de casas de beneficencia de distintas regiones del país, señaló el ex secretario de Planeación.

Ching señaló que desde la época en que ejerció como Secretario de Planeación del Municipio recibió de Bienestarina una petición para que se les expidiera un una certificación de uso de suelo para continuar funcionando, ya que les era requerida a nivel nacional.

Uso del Suelo

"Consultado el POT actual de Cartago se estableció que el lugar que ocupa la planta en inmediaciones de Zaragoza el uso del suelo no es compatible con la función que Bienestarina realiza allí y, por lo tanto, fue imposible conceder.

La Planta de Alimentos Nutritivos de Bienestarina pertenece al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar y cumple una enorme función social en el marco de los programas del gobierno para erradicar la extrema pobreza y el hambre en regiones olvidadas y víctimas de la violencia, especialmente, recordó el arquitecto Ching.

El Alcalde, Carlos Andrés Londoño Zabala fue informado de la situación y en ese entonces solicitó a Ching poner todo el empeño para solucionar el problema, pero la conclusión es que solo con el nuevo Plan de Ordenamiento Territorial que apenas se construye, si es que se tiene en cuenta un cambio del concepto sobre el tema, se resuelva la situación.

Advertencia

"No hay nada más que hacer, porque la advertencia es del gobierno nacional ceñido, desde luego, al POT de Cartago y tal como está estructurado el actual es imposible entregar la certificación de uso de suelo solicitada por Bienestarina", advirtió el arquitecto Ching Cruz.

En el nuevo POT es necesario tener en cuenta nuevos elementos y empresas establecidas en el municipio, inclusive antes del primer Plan de Ordenamiento Territorial, puesto que no se previeron zonas de amortiguación para que el desarrollo de la ciudad llegara hasta ciertos límites y no afectara el funcionamiento de esas industrias, señaló Ching.

Bienestarina, como muchas otras empresas de Cartago, ha sido prácticamente absorbida por el desarrollo residencial de la zona de Zaragoza a la altura del lugar donde fue construida.

Prioridad

"Es de anotar, que casi desde siempre se le ha dado prioridad en Cartago a las zonas residenciales sobre las productivas, dejando a estas rezagadas y expuestas a este tipo de problemas", manifestó el ex funcionario.

En el momento es muy complicado decirle de manera olímpica a una empresa que levante todo su montaje y se vaya a funcionar a otra parte que podría ser la zona industrial identificada por el mismo Plan de Ordenamiento Territorial. Esto no le va a gustar a nadie, además de que los costos serían tan altos que dejarían sin opción a cualquier industrial, advirtió Ching.

Ching recomendó a Planeación, dependencia que ahora orienta Martha Llanos, que coordine con la empresa española que construye el nuevo POT tener en cuenta todo lo relacionado con la sentencia T- 974 que restringe cualquier tipo de intervención urbanística sobre la margen izquierda del Río La Vieja.

Gestiones

Es necesario, manifestó, adelantar las gestiones necesarias para que esta sentencia de la Corte Constitucional se modifique y no cercene el progreso y el desarrollo de la ciudad en ese amplio sector con el argumento de que lo que se busca es mitigar las inundaciones en tiempos de invierno cuando el Río La Vieja se desborda 

La T- 974 afecta a por lo menos 50 barrios de la ciudad, además de que impide que clínicas como la de Comfandi y la Nueva de Cartago, hayan podido ampliar su oferta médica y asistencial, además de su infraestructura. Tampoco les ha sido permitido a los propietarios de viviendas realizar, siquiera, remodelaciones en sus propiedades.

Ching dijo que uno de sus propósitos en Planeación fue buscar de la Corte Constitucional flexibilizar y modificar la sentencia para quitarle ese freno a Cartago, pero a nivel municipal no encontró apoyo, y todo porque esta es una ciudad reacia al cambio donde se ponen trabas por doquier cuando se quiere hace algo nuevo y atemperado con los tiempos modernos. 

Llamado

Ching hizo un llamado a dejar el chisme y a comprometerse realmente con la ciudad en la aplicación de cosas nuevas, de tecnologías y propuestas y proyectos que permitan un verdadero despegue a la modernidad. No obstante, resulta muy difícil para cualquier persona que quiera innovar para bien del municipio, cambiar la mentalidad de los cartagüeños.

El arquitecto Antonio Ching dijo estar seguro de es muy posible que la Corte acceda a cambiar y flexibilizar la sentencia, pero pareciera que en Cartago a nadie le interesa que esto se logre, y recordó que un estudio sobre el particular fue elaborado por él y reposa en la Secretaría de Planeación del Municipio.

Es muy triste que en Cartago poco o nada nos importe que las clínicas no puedan expandirse para aumentar su cobertura y servicios, porque la gente no colabora en una en que salga adelante una propuesta de cambiar o flexibilizar una sentencia que riñe con todo, no solo con el progreso, sino con los mismos mandatos de ley, manifestó.

Intento

"Cuando intenté socializar lo relacionado con las infracciones urbanísticas contempladas en el nuevo Código Nacional de Policía, es decir, la Ley 1801, dijeron que yo estaba inventándome normas, sanciones y requisitos inexistentes", lo cual no es cierto porque cualesquiera persona lo puede ver escrito en esa normatividad.

"Definitivamente, nos acostumbramos a esperar que nos pasen las cosas para creer en las amenazas, pero no estamos dispuestos a prevenirlas, anotó el arquitecto al justificar el motivo de su renuncia de Planeación y su regreso al sector privado donde las cosas se hacen con eficiencia, en menor tiempo, con respeto a las normas y menos enemigos", señaló. 

En definitiva, con el actual Plan de Ordenamiento Territorial no se visualizó a Cartago a largo plazo, y si bien en su momento le sirvió, ya después de 17 años es inaplicable porque ya todo cambió en el municipio, absolutamente todo y se necesita uno complemente nuevo y no el actual con reajustes, manifestó finalmente el arquitecto Antonio Ching, ex director de Planeación Municipal.

Autor: