Lunes, 15 de octubre de 2018
Temas de hoy
  • Accidente de tránsito
  • Animal de compañía
  • Festival de mascotas
  • Desaparecidos
  • Robo de niños

Proyecto de resocialización les permite a 400 internos de la cárcel de Cartago pagar condenas en sus casas

Publicado: Sábado, 06 de enero de 2018  |  9:11 am

El Centro penitenciario y carcelario de Cartago, busca el bienestar de los internos, se respetan los derechos humanos y se trabaja en una verdadera resocialización de la población que es privada de la libertad.

Comparte
César Vallejo Restrepo | Cartago | 06 ENE 2018 - 9:11 am

Cerca de 400 internos del  Centro de Reclusión del Circuito de Cartago "Nuestra Señora de las Mercedes" tienen Sustitución preventiva de la pena privativa en su residencia o prisión domiciliaria, figuras jurídicas conocidas popularmente como “casa por cárcel”, estrategia que le ha permitido al gobierno nacional a través del Inpec descongestionar estos sitios donde se penaliza a los autores de delitos y crímenes en general.

La de esta ciudad es una cárcel que busca el bienestar de los internos, se respetan los derechos humanos y se trabaja en una verdadera resocialización de la población que es privada de la libertad, dijo su directora, Karla Liliana Torres.

De acuerdo a la funcionaria, la calidad de vida de la población carcelaria ha mejorado considerablemente, gracias a que los 10 municipios que atiende el Centro, incluido San José del Palmar, en el Chocó, han cumplido rigurosamente con los convenios suscritos entre las administraciones municipales y el Instituto Nacional Penitenciario, Inpec.

Los convenios

Estos convenios consisten, básicamente, en que los municipios retribuyen con dinero o servicios la atención de sus presos en la Cárcel de Cartago que los aglutina en su totalidad. Así, la mayoría de las localidades nortevallecaucanas se despojan de la obligación que tienen de atender de manera integral, en una cárcel de su territorio a quienes infringen la ley por cualquier motivo.

Lo anterior quiere decir que de manera paulatina los municipios del Norte del Valle ya no tienen cárceles, gracias que en la de Cartago son atendidos sus presos.

Una de las políticas del Inpec es capacitar a través de diplomados a los funcionarios y directivos de las cárceles y penitenciarías. Recientemente, con el auspicio del Inpec y su Escuela Nacional Penitenciaria se dictó uno relacionado con actualización penitenciaria y carcelaria, y otro con la Universidad Javeriana referente a la paz y al post conflicto.

Lo anterior, dijo Torres, en atención a que los internos de las cárceles son seres humanos que tarde que temprano se reintegrarán a la sociedad.

Más personal

Este año, la Cárcel "Nuestra Señora de las Mercedes" dispondrá de más personal para prestar una mejor y más eficiente. No obstante, aún no se cuentan con abogados, psicólogos y trabajadores sociales, pero se está a la espera de que en fecha próxima sean asignados.

En la parte de psicología, la falencia por falta de personal la suple por ahora la Red Social de Apoyo, en especial la Pastoral Penitenciaria Católica que orienta el capellán del Centro de Reclusión.

Por ahora, las labores de la cárcel son apoyadas con nuevo personal de técnicos y administrativos, además de auxiliares en varios cargos.

Hacinamiento

La directora del Centro Carcelario admite que Cartago no es la excepción en materia de hacinamiento, pero aclara que este Centro se acogió a la Sentencia 762 de la Corte Constitucional que le permite recibir internos de manera decreciente. 

Esto es, ofrecer el servicio carcelario poco a poco y no cuando otras autoridades dispongan enviar de manera indiscriminada un número determinado de personas privadas de la libertad para que al mismo tiempo sean recibidas.

El manejo carcelario en Cartago, además de las administraciones municipales, es coordinado con la policía, el ejército, la fiscalía, la Dijín, el CTI, Sijín, Gaula y el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, ICBF. Ello permite que tanto la protección como el acompañamiento social de la población privada de la libertad sea estable y productiva.

40%

El hacinamiento en la Cárcel de Cartago llega al 40%, porcentaje relativamente bajo frente a otros centros del país pero que de todas formas incomodan a otros reclusos, aunque siempre tendrán lo básico.

El hacinamiento se siente en la noche, especialmente a la hora de dormir, pero en el día no se percibe tal situación porque la población de internos está en espaciosos patios, en los talleres o en el desarrollo de otras actividades, dijo la funcionaria.

Es de anotar que los jueces que conocen de los procesos de estos internos en varias ocasiones los visitan y atienden sus inquietudes, básicamente relacionada con permisos y reducción de penas y permanencia domiciliaria.

Visitas

Conjuntamente con la Policía, patrullas del Inpec visitan y vigilan la permanencia de reclusos en sus casas por haber obtenido el beneficio de detención domiciliaria. Los brazaletes electrónicos se aumentaron, y con este dispositivo se encuentran en la actualidad 26 internos.

La directora de la Cárcel Karla Liliana Torres advierte a los reclusos que logran ir a sus casas a pagar sus penas que deben cuidar ese beneficio que les permite estar rodeados de sus familias, porque de no ser así deben someterse nuevamente al estricto reglamento penitenciario en los patios.

En la actualidad la Cárcel de la ciudad cuenta con 526 internos, de los cuales 354 están en sus casas a través de los beneficios de la Sustitución preventiva de la pena privativa en su residencia para quienes aún se encuentran en proceso, y prisión domiciliaria para quienes ya se encuentran condenados.

Por estos días la Cárcel es objeto de mejoramientos físicos y adecuaciones en sus diferentes áreas, todo en busca de llevar mejor comodidad a la población de reclusos, señaló finalmente Karla Liliana Torres.

Autor: