Jueves, 20 de julio de 2017
Temas de hoy
  • Tránsito y Transporte
  • Obras de infraestructura
  • Servicio de salud
  • Zonas azules
  • Familias que cantan

Con sólidas explicaciones técnicas y jurídicas, Cartago salvó proyecto de La Isleta

Publicado: Jueves, 20 de abril de 2017  |  9:58 am

Se continúa con el proceso de licitación para la adjudicación de la obra que se hará en tres fases, y en cuya primera etapa se invertirán recursos asignados por la Administración Departamental en cuantía de $4.500 millones.

Comparte
César Vallejo Restrepo | Cartago | 20 ABR 2017 - 10:06 am

Cartago logró demostrar ante el Gobierno Departamental del Valle del Cauca y la CVC que el Parque de la Isleta no está inmerso en el llamado Plano 17, y en consecuencia no se pararán  los trabajos proyectados para recuperar este sector natural y ambiental de la ciudad.

Por lo tanto, se continúa con el proceso de licitación para la adjudicación de la obra que se hará en tres fases, y en cuya primera etapa se invertirán recursos asignados por la Administración Departamental en cuantía de $4.500 millones.

Ante insistentes rumores en el sentido de que el proyecto para recuperar La Isleta se cancelaría por afectación directa de la Sentencia T 974  de la Corte Constitucional que prohíbe cualquier tipo de construcción sobre la margen izquierda del Río La Vieja, el Alcalde Carlos Andrés Londoño Zabala y todo su equipo técnico demostraron en Cali a la gobernadora Dilian Francisca Toro y al director de la Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca, CVC, ingeniero Materón, que La Isleta no está dentro del Plano 17.

Delegación

A la capital vallecaucana viajaron para tal fin, además del Alcalde Londoño Zabala, los Secretarios de Planeación e Infraestructura del Municipio, arquitecto Antonio Ching e ingeniero Jorge Mauricio Ospina, respectivamente, al igual que el el coordinador de la Oficina de Gestión del Riesgo, Carlos Eduardo Llano.

La delegación cartagueña hizo una amplia exposición técnica y jurídica sobre el tema de la sentencia, no solo a la gobernadora y al director de la CVC, argumentos que fueron compartidos y aprobados por los asesores en la materia de los dos altos funcionarios del orden departamental.

En la reunión se reiteró que La Isleta, y específicamente el Club del Río no se encuentran en la mancha contemplada en el Plano 17 a la que remite la sentencia.

Certificación

Como consecuencia de la reunión, por solicitud de la gobernadora Dilian Francisca Toro el Secretario de Planeación Municipal de Cartago, arquitecto Antonio Ching, expidió una certificación en el sentido de que ciudad, en el sector de La Isleta, no se afecta por susodicha sentencia.

El jefe de la Oficina de Gestión del Riesgo, Carlos sEduardo Llano, explicó que el Plano 17  refiere a las amenazas urbanas que hacen parte integral del Plan de Ordenamiento territorial que incluye, en su parte normativa, documentos anexos como la tabla de opción del suelo y la cartografía 

Se trata del componente urbano que muestra cuáles son las amenazas urbanas a que se expone Cartago por procesos de remoción en masa, explosiones cercanas a estaciones de servicios o desbordamiento de quebradas o ríos dentro de la ciudad, dijo.

Distancia

Aclaró que con respecto a la distancia de 30 metros que exige tener entre la orilla de un río o una quebrada y el terreno, Cartago es generoso y aplica cincuenta, es decir, 20 más, disposición que adoptó cuando se elaboró el primer Plan de Ordenamiento Territorial en el Año 2.006.

Es necesario hacer la salvedad de que una cosa son los 50 metros de la zona forestal protectora que, con sentencia o no, debe respetarse trata de una norma de mayor jerarquía. Es, pues, una zona forestal protectora y de amortiguamiento en el caso de presentarse hipotéticamente el desbordamiento del Río La Vieja. Además, hace parte de las políticas de mantenimiento e implementación de labores de reforestación.

En ese orden de ideas, señaló Llano, se deja simplemente el andén donde no se hará ningún tipo de trabajo dentro de esos 50 metros, pues en 2.015 la CVC contrató un estudio con la Firma "Integral" por amenazas de inundación, como actor activo del caso de la sentencia.

Interceptor y recuperación

Ching, por su parte, ante las personas que hicieron estudios y diseños para hacer frente a la problemática, expuso que dentro de esos 50 metros se tenga en cuenta el el conector o interceptor a construirse y, así, dar cumplimiento a la sentencia, T 974 para que cuando inicien las obras no haya que reformar o acabar con lo ejecutado. El sector en mención, por consiguiente, quedará como zona verde sumada a la existente.

El proyecto de recuperación está contemplado en tres etapas. la primera, lo gestionado por el alcalde y es la recuperación del Club del Río y parte del paisajismo del sector de la Isleta.

En la CVC se discutió el tema con el especialista en gestión del riesgo, ingeniero Omar Chávez, quien recabó nuevamente en la necesidad del interceptor que atraviese el Parque de La Isleta, con el fin de dejar previstas las obras para cuando se ejecuten los trabajos. 

Simplemente se conecten las obras nuevas al interceptor, y con ello también se daría cumplimiento a la sentencia, explicó Chávez.

"Si nos remitimos al documento normativo del POT encontramos que la norma habla de 30 metros de espacio público efectivo como zona forestal protectora, y 20 metros más después de los 30, pasan a ser propiedad privada con afectación al espacio público, explicó el coordinador de la Oficina de Gestión del Riesgo, Carlos Eduardo Llano.

Inversión

Por otra parte, Llano dijo que el colector a la altura del Parque de La Isleta es un proyecto que contempla la misma sentencia de la Corte Constitucional, y por eso mensualmente se reúne el grupo de trabajo para abordar el tema.

En reciente reunión en la Dirección Ambiental Regional, DAR Norte,y a solicitud del Alcalde de Cartago se determinó que los casi $2.400 millones apropiados por la CVC se destinen a obras de estabilización de orillas en la llamada curva del Barrio  Guayacanes, sector crítico de la ciudad, y en prevención de tragedias como las ocurridas en Mocoa y Manizales. 

El alcalde Carlos Andrés Londoño busca con la gobernadora Dilian Francisca Toro mayores recursos para terminar de construir el muro de control de inundaciones que ha servido en ese sector de Guayacanes. En este sector se instala la próxima semana la esperada motobomba. 

Experiencias pasadas

Es de anotar que las inundaciones en el Año 2010 se debieron al contraflujo y a que el agua se devolvió por el sistema de alcantarillado. De ahí la necesidad de darle continuidad al muro y hacer allí una especie de dique para proteger el perímetro urbano y las viviendas de eventuales desbordamientos del Río La Vieja.

En cuanto a los trabajos que se requieren para el sector de Entre ríos, estos demorarán un poco más, advirtió Llano, porque es necesario adquirir predios y solucionar problemas de servidumbres.

Reveló, además, que su despacho acaba ser citado por el POMCA, Plan de Manejo y Ordenamiento de la Cuenca Hidrográfica del Rio La Vieja, con el fin de determinar su verdadero riesgo. El Pomca es determinante en la formulación del Plan de Ordenamiento Territorial, recordó Llano.

Componente

Advirtió que el riesgo es componente e insumo vital para entrar a formular el Plan de Ordenamiento, pues a raii de la tragedia de Mocoa, el gobierno fijó sus ojos en el tema de gestión del riesgo. La gente en ocasiones no le da la relevancia a esta amenaza, factor principal en la construcción del nuevo Plan de Ordenamiento de última generación que realizará y financiará Planeación Nacional. Será un plan piloto para todo el país, y tendrá un costo de mil millones de pesos.

En el Año 2000 cuando se formuló el primer Plan de Ordenamiento Territorial de Cartago se incluyeron algunas zonas, pero bajo registros históricos, pero no las más importantes y propensas a desastres por inundaciones y otros riesgos.

"No es lo mismo el riesgo por desbordamiento del Río La Vieja en la parte baja en sectores como La Arenera, La Platanera y La Playa, donde se pueden dar niveles de 1.50 a 1.70, a otros en los que se inundan solo las calles y se formas espejos hasta de solo cinco centímetros, anotó el funcionarios.

Finalmente, Llano reiteró que en la materia ambiental y de amenazas de desbordamientos es necesario determinar el nivel del riesgo, porque se presentan casos distintos y las formas de actuar también son distintas.

Autor:
Anuncio
Anuncio