Miércoles, 22 de noviembre de 2017
Temas de hoy
  • Sisben
  • Recuperación de vías
  • Agricultura
  • Río De la Vieja
  • Aeropuerto Santa Ana


Así como el alumbrado público regresa al municipio, debe retomarse el servicio de aseo

Publicado: Domingo, 22 de octubre de 2017  |  11:34 pm
Domitila de los Ángeles de la Misericordia Rivera Jaramillo

El municipio debe recuperar los activos que hace años le ha entregado a los particulares, que no le aportan socialmente a la ciudad, y que por el contrario se han vuelto muy onerosos para los cartagüeños.

Comparte

El viernes pasado se terminó el contrato del alumbrado público  entre el municipio de Cartago y la empresa Diselecsa, y parece que el alumbrado público lo va a manejar directamente la alcaldía, pues me gusta que el municipio retome otra vez las empresas que hace veinte años se les entregaron a los particulares.

Asi como regresa al municipio el alumbrado público, sería muy bueno que también se retomara el servicio de aseo, pues ya estamos cansados los cartagüeños y cartagüeñas de las altas tarifas que nos cobra la empresa de aseo total, cobros exagerados que no se ven revertidos en obras.

Si ese dinero que se le paga a la empresa de aseo, claro después de pagarle los salarios a sus empleados, se invirtieran en obras para la ciudad, no sería tan doloroso, pero esas ganancias van para el bolsillo de un particular, pero si el municipio retoma ese servicio, tendría que reinvertir esos recursos en la parte social.

La verdad es que el municipio de Cartago debe recuperar todos los activos que se les han entregado a los particulares desde años atrás. Recuerdo cuando hace más de veinte años las Empresas Municipales brindaba el servicio de telefonía y alumbrado público, el municipio lideraba el servicio de aseo, y todos esos servicios fueron retirados desmembrando el poder de los activos de la administración.

En el caso de la empresa de Teléfonos, el municipio siguió como socio de Teléfonos de Cartago, sociedad que no le representó en nada a la administración por la misma decadencia de esta empresa, que en la actualidad tiene serios problemas económicos, hasta el punto de adeudar salarios a varios de sus empleados.

El municipio debe recuperar los activos que hace años le ha entregado a los particulares, que no le aportan socialmente a la ciudad, y que por el contrario se han vuelto muy onerosos para los cartagüeños.

Domitila de los Ángeles de la Misericordia Rivera Jaramillo

Nota aclaratoria: las opiniones de los columnistas son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.