Martes, 21 de noviembre de 2017
Temas de hoy
  • Recuperación de vías
  • Agricultura
  • Río De la Vieja
  • Aeropuerto Santa Ana
  • Peaje de Cerritos


Lástima que el Papa Francisco no venga a Cartago

Publicado: Martes, 14 de marzo de 2017  |  12:44 am
Domitila de los Ángeles de la Misericordia Rivera Jaramillo

Yo no es que sea una católica a todo dar, no soy camandulera ni tengo las rodillas peladas, pero si siento un cariño inmenso por el Papa Francisco.

Comparte

Hola, y quedamos con los crespos hechos, porque estábamos muy contentas y contentos de que el Papa Francisco nos visitara, gracias a ese trabajo que hizo el Obispo de la Diócesis Monseñor Alejandro Castaño Arbeláez con la ayuda de Monseñor Jairo Uribe Jaramillo… muy bueno el trabajo de gestión y excelente la intención, que hasta estuvo acompañada de la Gobernadora del Valle, pero bueno, como sea tendremos al Papa en Colombia y eso es mucho pedir.

Yo no es que sea una católica a todo dar, no soy camandulera ni tengo las rodillas peladas, pero si siento un cariño inmenso por este Papa. Yo fui una de las primeras que estuvo al frente de un televisor en blanco y negro cuando el primer Papa visitó Colombia, era Pablo VI por allá en los años 60, y a pesar de la algarabía de mis papás que eran aleluyas de tiempo completo, yo no le di esa importancia, además era solamente una adolescente retraída que ni cuenta me daba de la importancia de esa visita.

Cuando visitó Colombia Juan Pablo II me dio alegría porque el viejito demostraba su ternura y el amor hacia los demás, pero la visita del Papa Francisco si es para sacarla del estadio…

Es que el Papa Francisco ha demostrado que es un hombre justo, humilde y sincero, no lo veo tan camandulero sino como más centrado a la realidad que vive el mundo, consecuente cuando le exige a todos los prelados dejar los lujos, porque de eso si saben muchos Obispos y Cardenales, agarrar con fuerza la vara de la justicia para hacer investigar a los curas violadores de niños y dispuesto a limpiar la iglesia de todas esas lacras.

Yo adoro al Papa Francisco por su sabiduría, por hacer que la iglesia retome su rumbo recto hacia un nuevo horizonte de paz.

Lástima que no venga a Cartago, porque hubiera partido la historia de esta ciudad en dos y todos los cartagüeños y cartagüeñas nos hubiéramos sentido por primera vez en el cielo, como él. 

Domitila de los Ángeles de la Misericordia Rivera Jaramillo | CiudadRegion

Nota aclaratoria: las opiniones de los columnistas son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.