Lunes, 15 de octubre de 2018
Temas de hoy
  • Accidente de tránsito
  • Animal de compañía
  • Festival de mascotas
  • Desaparecidos
  • Robo de niños


Es la Ley de la vida…

Publicado: Domingo, 31 de diciembre de 2017  |  9:03 am
Domitila de los Ángeles de la Misericordia Rivera Jaramillo

La violencia que vive la ciudad de Cartago por esta época deja muchas víctimas, una cultura de muerte que hemos heredado sin ninguna justificación y ya es hora que termine.

Comparte

Llegamos ya al final de un año y como ya es tradición, lo despedimos, unos con mucha tristeza porque precisamente en este año han perdido familiares, han fallecido personas muy cercanas a sus sentimientos, y otros con mucha alegría porque el año que se va les dejó muchas satisfacciones, y así es la vida, mientras que unos lloran otros ríen, unos pierden y otros ganan, y así empezaremos un nuevo año con muchas expectativas.

Me da mucha pena por las familias que han perdido violentamente a sus familiares en esta época de diciembre, me da pena porque esa navidad es amarga como la hiel, pero hay que tener en cuenta… que así es la vida, unos se van y otros llegan, y nadie se compadece de nadie porque cada persona tiene su propia historia y su propio dolor.

La violencia que vive la ciudad de Cartago por esta época deja muchas víctimas, una cultura de muerte que hemos heredado sin ninguna justificación y ya es hora que termine; es un trabajo de las autoridades que tienen el deber constitucional de salvaguardar la vida, honra y bienes de los ciudadanos, pero también es responsabilidad de todos, porque en nosotros está la necesidad de prevenir esa violencia, con nuestro comportamiento. 

Si yo no me meto en rollos que como consecuencia sobrevenga mi muerte, con toda seguridad voy a vivir en paz, si yo cuido mi entorno y permanezco en conciencia, no podrá ocurrirme nada violento. 

Las medidas que toma el Gobierno deben ser fuertes, como más pie de fuerza, más operativos y de todo orden y lo más importante, impulsando una cultura de convivencia ciudadana a todo nivel.

Muy triste la ola de inseguridad que vive la ciudad, y de repeso el pánico colectivo que se ha apoderado de los habitantes a través de las redes sociales, donde se reenvían comunicados de muerte, pues ciertos o falsos, pueden servir para que la comunidad tome conciencia, los ciudadanos no se expongan ante la inseguridad y actuemos con valores, para buscar recomponer nuestra sociedad.

Deseo a todos los lectores y lectoras, un año lleno de éxitos y prosperidad, recordándoles que estos propósitos solo se logran, si cada uno de ustedes toma el empeño de conseguir lo que se propone dentro del marco de la Ley. Nada es gratuito y el éxito y la prosperidad llegarán, solo si hay, mucho trabajo, disciplina y solidaridad, sobre todo si se actúa en todos los campos de la vida, con decencia.

Feliz año 2018 para todos y todas.

_
Domitila de los Ángeles de la Misericordia Rivera Jaramillo

Nota aclaratoria: las opiniones de los columnistas son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.

Anuncio
Anuncio