Miércoles, 22 de noviembre de 2017
Temas de hoy
  • Sisben
  • Recuperación de vías
  • Agricultura
  • Río De la Vieja
  • Aeropuerto Santa Ana


Qué sistema tan malo de salud

Publicado: Domingo, 05 de noviembre de 2017  |  12:21 am
Domitila de los Ángeles de la Misericordia Rivera Jaramillo

La salud en este país está pasando por su peor momento, mientras que se aumentan esas filas interminables para que autoricen exámenes o medicamentos.

Comparte

Que susto tan verraco el que nos pegó la hija vagabunda de Etelvina esta semana, no sé qué se comió o qué pero esa muchacha le dio una cosa muy fea, pues pelaba los dientes y brotaba los ojos, que la verdad me encomendé al alma del Padre Valencia para que se apiadara de nosotros… eso se contorsionaba como si tuviera un plátano hartón en la boca, bueno de eso si está acostumbrada la muchachita. Ahí entre los vecinos la logramos calmar.

Luego de que la atendieran nos dimos cuenta que eran dizque convulsiones… aunque a la  entelerida de Etelvina se le metió en la cabeza que dizque es un maleficio, bueno, una nunca sabe, como a la vagabunda esa le gustan los hombres casados… de pronto se comió algo que no podía comer, y “Ja, Tome pa’ que lleve”.

Lo cierto del caso es que fue bien atendida en urgencias, pero lo que ha padecido la pobre Etelvina es peor que un viacrucis haciendo filas por allí, filas por allá, más la espera para que le autoricen unos exámenes para su hija.

La salud en este país está pasando por su peor momento, mientras que se aumentan esas filas interminables para que autoricen exámenes o medicamentos, como es el caso de la EPS  S.O.S, que a veces las filas llegan hasta afuera de las oficinas, como si los pacientes estuvieran mendigando o de caridad. Pues les recuerdo que cada uno de los pacientes están pagando mensualmente el servicio de salud, tampoco es que sea regalado.

Yo por ejemplo soy beneficiaria de mi hijo y estoy afiliada a la peor, vengo de pertenecer a Saludcoop, luego me pasaron a Cafesalud y ahora estoy en Medimás, menos mal no me he enfermado y ojalá que no la necesite.

Y la verdad es que los políticos que andan en campaña para que los elijan de nuevo al Congreso para que sigan haciendo nada, no hacen propuestas para solucionar la problemática de la salud, solo se limitan muchos de ellos a decir que este sistema debe ser cambiado pero ninguno propone nada, se gastan unas millonadas en las campañas para luego desangrarnos para rescatar esa inversión y esto seguirá así mientras la mayoría de los colombianos los siga eligiendo.

Ahí está la hija de Etelvina, esperando que le autoricen unos exámenes para saber qué es lo que originó esa convulsión, y ahora no vengan a decir lo que están diciendo muchos médicos de las EPS, que es producto del estrés… porque todo lo que nos pasa, según ellos es por estrés, y con  eso nos embolatan. ¡Pero quedo con la duda… hola, qué se comió esta verraca…!

COLETILLA

No escribí la semana pasada porque estaba de visita en la finca de una hermana en Supía, Caldas, y no tenía como escribir la columna, aunque el flacuchento engerido de Lualma anda diciendo que yo estaba dizque de parranda y borracha, que no sea bochinchero y lengüilargo, que cuando me emborrache lo digo y cuando me dé la gana de echarme al pico un guapérrimo lo hago, con plátano hartón y todo y yo no convulsiono como la otra.

Domitila de los Ángeles de la Misericordia Rivera Jaramillo | CiudadRegion

Nota aclaratoria: las opiniones de los columnistas son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.