Martes, 23 de octubre de 2018
Temas de hoy
  • Deporte
  • Valle del Cauca
  • Salud
  • Dengue
  • Generación de empleo


Al rescate de la ciudad…

Publicado: Domingo, 07 de enero de 2018  |  1:30 am
Domitila de los Ángeles de la Misericordia Rivera Jaramillo

Anoche volví a pasar por la avenida del río, y allí, como nunca antes en la existencia de ese monumento, había muchas personas admirando esa belleza de pileta, tomaban fotos, y se maravillaban de la obra.

Comparte

Quedé boquiabierta y de una sola pieza, cuando pasé por la avenida del río con la calle 16… a lo lejos vi unas luces que salían de algún lado, pero cuando me acerqué con mi hijo a la glorieta del monumento “Sueños de libertad”, la verdad, que me sentí en otra ciudad.

¡Que hermosura de glorieta! me sentí transportada a otro lugar, como a una ciudad grande y la verdad que me emocioné, así como me emocioné cuando vi la nueva plazoleta Santander  o San Francisco, como la quieran llamar.

Anoche volví a pasar por la avenida del rio, y allí, como nunca antes en la existencia de ese monumento, había muchas personas admirando esa belleza de pileta, tomaban fotos, y se maravillaban de la obra.

A lo mejor muchas personas que me están leyendo en Medellín o en otras ciudades donde sus lugares emblemáticos son tan, o más hermosos que estos, dirán, “Esta vieja retrógrada está loca…  emocionarse porque a una pileta le han puesto luces…”  si y quizá me bajaron de la montaña a punta de espejo… pero siento en el alma que a Cartago le están cambiando la cara, los gobernantes que ha tenido esta bendita ciudad solo se han limitado a saquearla y a negarle un rayito de luz, al menos para que los cartagüeños y cartagüeñas tengan un mínimo de esperanza…

“Grande y fea como Cartago” esa es la imagen que la clase dirigente en esta ciudad  la ha sometido, sus lugares emblemáticos feos, sucios, oscuros, llenos de basura… Asi permanecía el parque Santander, Asi siempre estuvo el parque de la Floresta, y este sector de Sueños de libertad siempre estuvo abandonado y que nadie miraba. Cartago siempre ha sido una tumba abandonada, sin brillo y de un color mugroso, por eso llegó la hora de lavarle la cara, acicalarla así como se acicala a un habitante de calle para terminar limpio, con ropas nuevas y una sonrisa de esperanza.

Cuando veo la transformación de mi ciudad al pasar por sus lindos sitios, sus calles, no es desapercibida su nueva vestidura, por ello reconozco en su gobernante local su buen gusto, por su esfuerzo de invertir en la imagen de Cartago, pues con sus obras demuestra su compromiso y cumplimiento con su plan de gobierno.

COLETILLA:

Solo me resta pedirle al gobierno de Cartago, que no permita que estos sitios se conviertan en mercados persas, así como se lo hizo saber el director de este periódico digital, ya están anunciando en las redes sociales ventas de café en la Plazuela Santander, y no demoran en volverlo como un parque lineal lo mismo que el sector de Sueños de libertad, los parques y estos sitios son para la gente y no para vendedores ambulantes ni estacionarios.  

Domitila de los Ángeles de la Misericordia Rivera Jaramillo

Nota aclaratoria: las opiniones de los columnistas son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.

Anuncio
Anuncio