Domingo, 11 de diciembre de 2016
Temas de hoy
  • Periodismo
  • Quemados por pólvora
  • Secuestro
  • Infancia y adolescencia
  • Abuso sexual


Abuso sexual y paz

Publicado: Domingo, 04 de septiembre de 2016  |  6:47 pm
Sofía Torres Jordán

El abuso sexual de niños niñas y adolescentes, más que un delito, su nexo con el Proceso de Paz.

Comparte

“La principal causa por la que los niños niñas y jóvenes lograron ser reclutados por las FARC, no es precisamente el huir de la pobreza,  sino para escapar del infortunio de ser víctimas del abuso sexual.”

La  “violencia sexual”  define los  actos de naturaleza sexual mediante  la fuerza o la coerción, como la generada por el temor a la violencia, la coacción, la detención, la opresión psicológica o el abuso de poder. Sacar provecho de un medio coercitivo o de la incapacidad de la víctima para dar su libre consentimiento es también una forma de coacción.  Tales actos rara vez ocurren en forma aislada.  La violencia  sexual afecta  a todos,  pero de manera especial a  las niñas, niños y adolescentes,  pues sabemos que son   más vulnerables a la violencia sexual que las demás personas.

Esta conducta punible   tipificada en  el código penal colombiano como parte de los  delitos contra la libertad, la integridad y formación sexuales se ha presentado durante muchas décadas en lo oculto de las familias colombianas, sabemos que existe un subregistro de las  denuncias por parte de las víctimas, sin embargo en el 90 % de estas  el agresor es un familiar de la víctima o alguien muy cercano a esta. De igual forma aunque se da en todos los estratos sociales existe una mayor incidencia en las clases menos favorecidas y en él área rural. Además de ser un delito es un flagelo para nuestros  niños, niñas y adolescentes pues son quienes tienen que soportar el daño y las secuelas emocionales y físicas que este deja,  por los traumas físicos y psicológicos graves, infección por VIH y, en ocasiones, la muerte. Lo  que para pocos es sabido, es  su alto  impacto en la productividad nacional, en el PIB, pues la huella cruel que deja en la estructura sicológica conlleva a adultos diezmados, apocados y poco emprendedores.

Se preguntarán ustedes que nexo existe entre este delito y el Proceso de Paz, pues bien, los estudios recientes sobre violencia adelantados por distintas universidades del país, dentro de las que se destaca la Universidad del Valle, realizados durante los cuatro  años de negociación ,  indican que la principal causa por la que los niños niñas y jóvenes lograron ser reclutados por las FARC, no fue precisamente el huir de la pobreza sino para escapar del infortunio de ser víctimas del abuso sexual. Nace entonces la pregunta,  con la firma de la paz y votar si,  lograremos alcanzar la paz en su plenitud?  Pues bien, la respuesta es clara NO!!!   La violencia intrafamiliar que lleva inmerso  la violencia sexual es el quit del asunto, mientras en los hogares colombianos continúe existiendo y permitiéndose todo tipo de violencias: física, sicológica, económica, y las mujeres continúen siendo discriminadas y sometidas a este tipo de conductas,  el camino hacia la paz será dispendioso; por tanto la solución más expedita, además de la restitución de la tierra y su intento por una distribución más equitativa, es el acceso a la educación no solo  como motor que impulse y facilite el emprendimiento sino en materia de equidad de género, el fomento de un cambio de mentalidad hacia la igualdad y la no discriminación;  por ser la mujer la columna vertebral de la familia y ésta la base y sustento de la sociedad.

Sofía Torres Jordán

Nota aclaratoria: las opiniones de los columnistas son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.

Anuncio
Anuncio