Sábado, 10 de diciembre de 2016
Temas de hoy
  • Periodismo
  • Quemados por pólvora
  • Secuestro
  • Infancia y adolescencia
  • Abuso sexual


Del populismo y otros engendros

Publicado: Lunes, 07 de noviembre de 2016  |  8:53 am
Carlos Alberto Bermúdez Cardona

Finalmente reconozcamos, quintándonos el sobrero, la calidad de estratega aparte de su lucidez política para entender que sin Uribe no había acuerdo – por eso tantas veces lo invitó a la mesa de negociación – también entendemos que, él, quería otro protagonismo, después del 2 de octubre, a la altura de su egocentrismo.

Comparte

“El populismo ha sido en mal endémico en américa latina, el líder populista arenga al pueblo contra el “no pueblo”, anuncia el amanecer de la historia, promete el cielo en la tierra. Cuando llega al poder, micrófono en mano decreta la verdad oficial, desquicia la economía, azuza el odio de clases, mantiene a la masas en continua movilización, desdeña los parlamentos, manipula las elecciones, acota las libertades.

Enrique Krauze.

No es coincidencia que líderes como los Castro, Chávez, Maduro, Kirchner, Lula, Correa, Ortega, Morales, Bachelet, Rousseff, Fujimori, Menen e independiente de su militancia en la derecha o izquierda política; hayan desencadenado los mayores escándalos - sobra recordarlos -  y muchos de ellos, la mayoría, hayan postrado a sus países por cuenta de sus discursos populistas que siempre van en contra de lo que verdaderamente hacen…oprimir al pueblo. Ejemplo actual el de Maduro…¿Hacia una nueva dictadura del proletariado siglo XXI?

Buscando en la historia los semejantes, nos topamos con Mao, Stalin y Lenin, e igual de crueles a Hitler y Mussolini por mencionar algunos; todos absolutamente todos tenían como proyecto, político personal, la concentración del poder mediante la instalación de dictaduras disfrazadas de un nuevo orden democrático.

Dictaduras que se apoyaban en discursos que atizaban el odio, la discriminación y la violencia de clase; sino recordemos uno de los discursos del Che Guevara en 1967: “El odio como factor de lucha; el odio intransigente al enemigo, que impulsa más allá de las limitaciones naturales del ser humano y lo convierte en una efectiva, violenta, selectiva y fría máquina de matar. Nuestros soldados tienen que ser así; un pueblo sin odio no puede triunfar sobre un enemigo brutal”.

Cualquier parecido con la actitud del Uribismo frente al sometimiento de las guerrillas y el paramilitarismo es solo coincidencia. ¿Doble moral?

Buscando un poco más los orígenes de lo que hoy denominamos populismo;  nos encontramos con el célebre filosofo ateniense Platón en el 347 A.C. Decia… “En este concepto muchos son amados por sus enemigos y aborrecidos por sus amigos” ¿Se avecina una crisis interna en el Uribismo?

También afirmaba “que muchos son amigos de los que no son sus amigos y muchas veces de sus enemigos” ¿El gobierno actual confía plenamente en todos los que dicen ser sus amigos políticos; ya sea por conveniencia o convicción?

Atrae  el discurso de aquella lejana época tan aplicable en nuestros días aciagos sobre todo en la actual coyuntura política frente a la anhelada PAZ… Cuando en versos cantaban en la antigua Grecia…”El alfarero es por envidia enemigo del alfarero; el cantor, del cantor, y el pobre del pobre.” ¿Manipulación de las masas en pleno siglo XXI?

Atrapado por la lectura encontraba más razones para entender cómo, hoy,  un pequeño grupo de opositores a la PAZ y viudos del poder, con su discurso populista mostraron su verdadera cara e intenciones… y como copiado del filósofo ateniense… “En todas las cosas, los seres que se parecen más, son los más envidiosos, los más rencorosos y los más hostiles entre sí; mientras que los que más se diferencian, son necesariamente más amigos. El pobre lo es del rico, el débil del fuerte, a causa de los socorros que le esperan, como lo es el enfermo del médico. El ignorante por la misma razón busca y ama al sabio.” ¿Interés cuanto vales?

Continuando con lo que yo creo entender como acertijos….¿Lo bueno es amado a causa de lo malo? Para entenderlo echemos mano de lo que el filósofo llama “tres géneros”… lo bueno, lo malo y lo que no es bueno ni malo.

En este punto el que escribe estas letras intenta sacar su primera conclusión y como en la cotidianidad de un pueblo macondiano. Hoy día… el bueno ama al malo… es el caso cuando el empleado que gana menos del mínimo y sin prestaciones sociales  - en su insensatez lo defiende en público y lo acusa en privado - porque no tiene otra opción frente al patrono que sin compasión lo explota.

De otro lado y recordando esos resultados donde obviamente fuimos derrotados, al igual que el presidente Santos en los resultados del plebiscito y por supuesto en favor de las tesis del ex presidente Uribe y el Centro Democrático; surge la pregunta  ¿Cuál es el malo y cuál es el bueno? Usted, respetado y atento lector, con su voto ya decidió. ¿Cómo cientos de miles de jóvenes, piensa reivindicarse del error cometido? O por orgullo y vanidad se niega admitirlo.

Regresando al asunto que nos ocupa hoy, y revisando la historia, el mismo Che Guevara, máximo exponente de los populistas revolucionarios dijo que… “Los comunistas debían pensar como “masa” rechazando el individualismo”. Recordemos los casi 6.4 millones de colombianos que, sin ser comunistas y tal odiándolos, salieron a negar los acuerdos de paz.  ¿Manipulación del imaginario colectivo a punta de mentiras y verdades a medias?

Continuando con los ejemplos de populismo… Hitler diría: “Somos socialistas, somos enemigos a muerte del sistema económico capitalista actual porque explota al económicamente débil con sus salarios injustos, con su valoración del ser humano de acuerdo a su riqueza y la propiedad… y estamos determinados a destruir ese sistema bajo toda circunstancia”.

En este orden de ideas, ¿Quién? mediante su discurso populista insistió en que había que proteger la pensión de los jubilados - éstos votaron por miedo a perder parte de su pensión -  también sembrando miedos en los grandes propietarios, que de ganar el SI les expropiarían sus tierras.

Recordemos además que ese mismo líder carismático, contrario a lo prometido hace poco como verdad revelada, durante su gobierno (2002-2010) entre muchas otras decisiones más y en contra del ciudadano del común; por decreto eliminó el pago de la horas extras, dominicales y festivos al trabajador que devengaba el salario mínimo; aparte de, tal parece, haber manifestado en público que el pueblo era perezoso para trabajar; el despropósito de autorizar distribuir los recursos del agro ingreso seguro, no a los más pobres del campo como rezaba en el decreto, sino a los más ricos y poderosos del campo.

Dejando claro su incoherencia entre los que pensaba, decía y hacia el ex presidente Uribe ¿Habrá cambiado de forma de pensar, decir y actuar?

Contrario a ese discurso populista; y como hecho cierto y a iniciativa del gobierno actual en manos del Presidente, premio Nobel de Paz, el economista Juan Manuel Santos Calderón; avanza, en el Congreso de la República, el proyecto de ley que busca reconocer, de nuevo,  las horas extras a millones de compatriotas que devengan el salario mínimo y  a partir de las 8 de la noche.

En todos los casos, e independiente de la época y de las circunstancias económicas, políticas y sociales, el discurso populista ya hubiera sido de Mao, Hitler y Chaves; hoy de Uribe, fue reclutar y llamar la atención de sus adeptos para cercarlos con miedo a una población bajo el pretexto de salvarlos de una nueva dictadura, para nuestro caso Castro-chavista, cuando en el fondo solo busca de nuevo el poder para intentar terminar su obra inconclusa… El exterminio del adversario. ¿Necesitará otros 20 años más?

Queda entonces claro que desde el pasado, ese oprobioso discurso populista, fue utilizado por los peores dictadores, a los que siempre los unió la incoherencia de sus discursos; ya que rápido aprendieron que es mejor pensar una cosa, decir otra y hacer completamente lo opuesto y siempre para beneficio propio y de unos cuantos.    

Para terminar gran parte del discurso populista, es identificar, los miedos y temores de la gente y hacérselos saber o recordar… la otra parte del discurso se centra en hacer creer al ciudadano del común que los problemas comunes como seguridad ciudadana, desempleo, salud, educación y vivienda entre otros serán resueltos, bajo un nuevo y próximo gobierno, como por arte de magia.

Finalmente reconozcamos, quintándonos el sobrero, la calidad de estratega aparte de su lucidez política para entender que sin Uribe no había acuerdo – por eso tantas veces lo invitó a la mesa de negociación – también entendemos que, él, quería otro protagonismo, después del 2 de octubre, a la altura de su egocentrismo.

Santos debió esperar 4 largos años, de negociación con las guerrillas, para entender y aceptar los inmovibles, y lo hico con el único objetivo de darle paso a un primer acuerdo imperfecto; entendiendo que era el primer acuerdo de PAZ; también creía, sabia de antemano, que había que darle paso a una segunda negociación. Por fortuna hoy, nuevamente en discusión, e independiente de los uribistas, con el apoyo de todos los votaron el NO;  se espera se logrará hacerlo más perfecto; en todos los casos todos ayudaron, sin querer queriendo, y es ahí donde entendemos que perdiendo también se gana y por partida doble.   Amanecerá y veremos.   

Carlos Alberto Bermúdez Cardona

Nota aclaratoria: las opiniones de los columnistas son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.

Anuncio
Anuncio