Domingo, 17 de junio de 2018
Temas de hoy
  • Protección del medio ambiente
  • Aeropuerto Internacional Matecaña
  • Elecciones
  • Corrupción
  • Decreto parrillero hombre


Entran... y salen

Publicado: Domingo, 14 de enero de 2018  |  9:45 am
Gustavo García Vélez

Seguramente que de allí saldrán los necesarios reemplazos de los que ya nos tienen cansados con las mismas bobadas... como también esperamos salir de los congresistas que nos jartan con sus reiterados chanchullos.

Comparte

Dicen los que saben de eso, que lo que ahora se llaman redes sociales están prácticamente acabando con los otros medios de comunicación. Los periódicos han mermado mucho sus ventas en ejemplares tradicionales de papel; la radio también reporta bajas sensibles entre sus oyentes; y de la televisión, pues ni se diga.

Puede ser que no solamente la tecnología esté produciendo esos resultados. También la práctica que, por muchos años, tuvieron esos medios. Los escritos se redujeron a competir con la radio en noticias, desaprovechando los análisis y sus portadas son temas trasnochados que ya escuchamos desde el día anterior. La radio ha estado marcada por adhesiones políticas inocultables, como fue el caso de Francisco Santos cuando estuvo al frente de una de esas cadenas radiales. Y la televisión, también en sus noticieros deja ver el cobre, caso la Gurisati.

Pero es que también en los otros espacios, los de mero entretenimiento, la mediocridad ha sido la regla. En las cadenas radiales pululan los refritos, sobre todo en los festivos, lo que hace que los caricaturistas en prosa (como el “susquihabla”) las califiquemos como “radio-rellena”.

El caso más evidente es el de la televisión. Recuerdo la anécdota de hace varias décadas, cuando un director de una cadena mexicana dizque le dijo al dueño que lo único que los televidentes querían era basura: “Pues déles basura”, le ordenó el mandamás. Eso era apenas la consecuencia de años y años alimentando el cerebro de los mexicanos con eso: pésimas series, tontas, estúpidas telenovelas, en donde nadie ríe y solo se oyen llantos, gritos y se ven malacaras en close-up. Media docena de gestos... y ya. Graduados de actores, como la Grisales, que a todos sus personajes (desde una dama de la colonia, hasta un personaje del siglo 20) los adornaba con el mismo ademán: una cruzada de brazos.

Toda esta chabacanería parece ser no más que un remedo de los gringos. Un gordo desabrido, ordinario, en bermudas y chanclas, comiendo chitos, viendo carros que se estrellan y volando incendiados cien metros; chistes flojos y mafiosos matando competidores, es la caricatura de esa cultura. Con razón eligieron al presidente que ahora tienen: los representa muy bien... es uno de ellos.

Hasta en espacios aparentemente de fácil elaboración, como los cómicos, existe un pésimo concepto que se refleja en unos resultados lamentables. La tapa de la olla es lo que ha producido Caracol-Televisión. Durante todo diciembre, estuvieron pasando y repasando una cuña, invitando a un programa que bautizaron “La vuelta al mundo en 80 risas” y... no hay derecho a semejante estafa. Sin libretos, con una muy mala improvisación, algunos de los más famosos -hasta ahora-  cómicos de la televisión se desplazaron a diferentes lugares del mundo, dizque para hacernos reír. Y el resultado fue “una vergüenza ajena”, producto de la incredulidad de ver semejante bodrio, pésimamente actuado por cuatro imbéciles.

El comediante “Suso”, que tiene un buen espacio los domingos -en donde sí se nota el libreto-, en este metió las patas. Porque esas escenas tontas en el Central Park de Nueva York, con una grotesca lechona en esos prados limpios en donde practican camping los gringos exclusivos, no se veían desde los ya lejanos tiempos del más ramplón humor paisa. Y la completa improvisación en los diálogos fue evidente.

Ni que decir de “Jeringa”. Un viaje a París para grabar lo que vimos y oímos, es vergonzoso. Con el manido remedo terminado en la letra “e” acentuada todas las palabras castizas, como si hablara francés, este pasado ya de moda cómico con el mismo gesto “ojibrotado” demostró que está de salida. Es que veinte o treinta años con la misma pendejada, ya es mucho tiempo. Y no comento lo de los otros dos “artistas”, para no ser redundante en este tema. Seguramente a Caracol Televisión le sobra la plata para enviar cuatro delegaciones a distintas partes de este planeta -me supongo de por lo menos media docena de personas cada una, contando la acompañante, camarógrafos, etc.-, para botarla de esa manera.

Cosa distinta la de RCN TV, que está buscando por toda Colombia nuevos talentos para divertirnos, que buena falta que nos hará... sobre todo en este año electoral. Allí sí hay rigor, excelente criterio en la escogencia. Seguramente que de allí saldrán los necesarios reemplazos de los que ya nos tienen cansados con las mismas bobadas... como también esperamos salir de los congresistas que nos jartan con sus reiterados chanchullos.

Y para terminar: un excelente buen ejemplo de un programa de humor bien hecho es, qué paradoja, el de Caracol Televisión que se trasmite los domingos por la noche y con el que se termina muy bien el fin de semana. Me refiero a “Vox Populi”. Se nota que han tenido reuniones previas, trabajo en equipo, lo que se refleja en un muy buen libreto. Hasta los disfraces tienen elaboración, diseño.

Coletilla: Con muchísimo interés estoy esperando para este lunes 15 de enero la publicación de las propuestas del candidato liberal a la presidencia de la República, el dirigente provinciano -de Marulanda, departamento de Caldas-, ex vicepresidente de la República, doctor Humberto De la Calle Lombana. Vamos a ver cuál es su “libreto”, en especial en lo que concierne con la descentralización y el ordenamiento territorial -el que habla de las Provincias y las Regiones, porque el municipal es otra cosa, que antes tenía el nombre de Plan de Desarrollo o algo así- para evaluarlo y compararlo con el que presenten los otros candidatos... si es que hablan de este asunto. Me parece que por ahí es la cosa en el posconflicto, si se quiere que sea verdad que “La Paz marcha”, pues hasta en las grandes capitales hay miles y miles de provincianos, que podrían devolverse para sus tierras si encuentran en ellas futuro, acabando -o mermando al menos- el desplazamiento hacia esas urbes, flujo que volvió a este país macrocefálico. (Caldas fue la tierra de mi abuela paterna Susana Arcila Peláez y de su madre María Cristina, del padre de mi tatarabuela Juliana, Gabriel Peláez Vélez quien, con su hermano José Miguel y otro grupo de paisas, fueron cofundadores de Aranzazu. Y este último, con Antonio Peláez, fue uno de los fundadores de Pácora, en 1817. Que herencia tan pesada... que piano tan grande en las espaldas. Eso mismo debieron sentir los dos hermanos mayores de mi papá -Juan Agustín y Luis Alfonso-, que se quitaron de encima esa responsabilidad... participando en la fundación de otro pueblo: El Cairo. A mi generación solo le queda, pues, la posibilidad de lograr la creación de una Provincia: nuestra P.Q.R. -Provincia Quimbaya-Robledo-, con los 18 municipios norteños.)

Gustavo García Vélez 

Nota aclaratoria: las opiniones de los columnistas son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.

Anuncio
Anuncio