Miércoles, 23 de agosto de 2017
Temas de hoy
  • Espacio público
  • Seguridad
  • Hospitales
  • EMCARTAGO
  • Tránsito y Transporte


Foros de debate

Publicado: Domingo, 05 de marzo de 2017  |  1:22 am
Umberto Senegal

De acuerdo con el tono y argumentos que manejen, me solazo en juegos literarios con ellos.

Comparte

Los foros de debate, cuyos objetivos favorecen el intercambio de ideas sobre noticias que se comentan o la opinión de columnistas específicos, son espacios para transitorios o extendidos comentarios que los periódicos digitales admiten en sus sitios web. Desde estos, se producen en el ciberespacio relevantes o estúpidos pleitos interactivos. Tal recurso tecnológico, visibiliza al lector, haciéndolo partícipe de la información que acoge, induciéndolo a interactuar con el colaborador y los lectores. Una gran virtud de internet. Múltiples lectores, caracterizados por la acometividad verbal, utilizan maniobras discursivas para lesionar la imagen del interlocutor o del columnista, aprovechando que la virtualidad priva de información identitaria. Se hacen anotaciones de alterado calibre al columnista y entre quienes entran al foro, zoológico con toda clase de fieras, sobre todo cuando se hurgan temas políticos regionales o nacionales. Los comentaristas ensalzan, zahieren y opinan en todos los tonos, la mayoría caracterizados por su deplorable ortografía, ostensibles errores de digitación, estropeada sintaxis, inexacta información (tanto de los columnistas como de sus lectores), y la precaria cultura de unos y otros, visibles en la medida que se extienden las discusiones. Numerosos columnistas restan importancia a esta gente, real o anónima. No los leen. Si lo hacen, no responden por carencia de tiempo, menosprecio o temor al debate y al insulto. Columnistas unidireccionales que emiten sus opiniones sin escuchar a quienes los admiran o desprecian. Yo, los leo con fruición literaria y sociológica. De acuerdo con el tono y argumentos que manejen, me solazo en juegos literarios con ellos. O participo de sus ideas, cuando actúan de manera inteligente. En LA CRÓNICA, los temas políticos siempre enfrentan con saña a sus lectores. Algunos columnistas internautas, leen a sus vecinos pero no opinan. Las intervenciones discursivas de los participantes, los acerca a dos de las categorías del modelo de descortesía planteado por Kaul de Marlangeón: afiliación exacerbada y refractariedad. Igual sucede con columnistas de opinión. La comparación comunicativa, sociológica, lingüística y cultural, para no citar la política -que más arrebatos aviva en los foristas- demuestra la calidad e intensidad de las no siempre cordiales relaciones que los usuarios emprenden, al recurrir a este medio de visibilización donde la identidad se afirma y se puede reconocer por rasgos distintivos, aplicando la teoría de grafos y diferentes algoritmos. Existe una herramienta informática que analiza el lenguaje de los usuarios en redes sociales. Aprovechando técnicas de análisis lingüístico computacional, determina la edad y sexo del autor y detecta perfiles falsos a través de tiempos verbales empleados, polaridad de las palabras, tipos de verbos y sustantivos, categorías gramaticales reiterativas, estructura del discurso y tipología de expresiones utilizadas por los foristas. Los foros, dan dinamismo a las opacas columnas de muchos colaboradores.

Umberto Senegal | Crónica del Quindío

Nota aclaratoria: las opiniones de los columnistas son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.

Anuncio
Anuncio