Martes, 24 de octubre de 2017
Temas de hoy
  • Música
  • Servicio militar
  • Universidad del Valle
  • Agua potable
  • Emprendimiento


Justicia de pasillo

Publicado: Domingo, 12 de marzo de 2017  |  12:53 am
Émerson Castaño González

Con el derecho de petición busco que se me informe los resultados de la investigación del asesinato del concejal de Córdoba (Quindío) José Didier Sabogal Tamayo.

Comparte

En la columna pasada, titulada ‘Fiscalía para todos’, describí como un derecho de petición —radicado en la sede fiscalía Armenia—, se le da trámite enviándolo de oficina en oficina, los papeles del derecho van de un lado para el otro, hasta llegar a la ciudad de Cali, Valle del Cauca. 

Con el derecho de petición busco que se me informe los resultados de la investigación del asesinato del concejal de Córdoba (Quindío) José Didier Sabogal Tamayo, y digo: “Después de 6 meses, la “fiscalía para todos”, la que pregona el fiscal General de la Nación, no ha dado respuesta de fondo con respecto a la información que he solicitado”.

En razón a no recibir una respuesta de fondo de lo expuesto, el 2 de marzo del presente año, acudo a un juez de tutela con el fin de que se me dé una respuesta concreta. Luego, al día siguiente (3 de marzo), el magistrado Marcos Isaías Ramírez, admite mi tutela y vincula al centro de servicios jueces especializados de la ciudad de Cali, diciéndole: “en el término de dos (2) días, contados a partir de la notificación de este auto, se pronuncien sobre la presente acción”.

El día 7 de marzo servicios de jueces especializados de Cali, a través de su secretario, responde que “es menester otorgarle sinceras disculpas en la demora de una respuesta de fondo”.   

El tema no termina aquí. En la misma respuesta, con respecto a los implicados del caso, Carlos Alberto Buitrago Cardona, Ángel María Chala Tapiero y Luis Alfonso Franco Giraldo, dice: “mediante auto de sustentación de fecha 31 de marzo de 1998 uno de los extintos Juzgados Regionales de esta ciudad, decretó la ruptura de la unidad procesal respecto a los acusados, ordenando en consecuencia, la remisión del expediente en copias ante el juzgado penal del circuito de la ciudad de Calarcá, Quindío”. Y termina diciendo que Carlos Alberto Buitrago, absuelto. 

La respuesta sigue careciendo de seriedad, y aún no es de fondo. El mismo secretario de jueces especializados me recomienda que siga recorriendo los pasillos de la justicia, que siga enviado derechos de petición, que haga efectiva la justicia de papeles, y que vaya por la respuesta al juzgado en Calarcá, es decir, de Cali, me devuelven al Quindío.

Émerson Castaño González | Crónica del Quindío

Nota aclaratoria: las opiniones de los columnistas son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.