Viernes, 24 de noviembre de 2017
Temas de hoy
  • Alumbrado público
  • Catastro
  • Deuda municipal
  • Sisben
  • Recuperación de vías


“No tengan miedo” Papa Francisco

Publicado: Domingo, 10 de septiembre de 2017  |  12:51 pm
Eduardo Cardona Mora

Otros que preferimos la fe cristiana sin la negación del don de la razón, vemos en el papa a un libre pensador, un verdadero pastor que recoge sus ovejas.

Comparte

Sectores ortodoxos de la iglesia católica, califican a Francisco como: “el falso profeta del que habla la biblia” y quien “le pavimenta las puertas al anticristo” (José Galat). Lo acusan de enseñar herejías, modificar escrituras, de liberal y hasta de masón. Los contrarreformistas quieren una iglesia basada en el miedo, el rencor y el sufrimiento. Que un papa invite a la felicidad es para ellos la contradicción de la fe. Ya desde el siglo XIX en Colombia, lograron con crucifijo en mano y amenazas de excomunión, echar para atrás la filosofía utilitarista como método que persigue la felicidad y el bienestar, según ellos, por contradecir la ética cristiana.

Otros que preferimos la fe cristiana sin la negación del don de la razón, vemos en el papa a un libre pensador, un verdadero pastor que recoge sus ovejas, celebramos su visita y valoramos los mensajes que caen como bálsamo en una sociedad que arde y se pela los dientes antes de morderse. Sus maneras latinoamericanas y lenguaje familiar, facilitaron el contacto con la esencia de su parábola. Fe, paz, esperanza y alegría salieron de su boca una y otra vez para entrar a los oídos de un país que se acostumbró al insulto y al aniquilamiento físico y moral de su adversario.

Su mística, carisma y liderazgo constructivo, nos dejó ver en sus justas dimensiones la pequeñez de los líderes destructivos que incendian la nación y emplean el humo de su hoguera para tapar la Colombia que nos espera. Su apego y temor a perder el viejo país que todo se los ha dado, los ha llevado a hacer del miedo su armadura y de la venganza su daga. El mensaje de Francisco de: “no tengan miedo”, los despoja de su arma más letal y desnuda su mezquindad para despertar incluso en ellos mismos, la razón y el humanismo adormecido de tanto rendirle tributo a la muerte.

No fue casualidad que los destinatarios de la mayoría de sus mensajes fueran los jóvenes, sabía que llegaba a un país donde ningún ciudadano ha conocido la paz, conoce que el corazón de los viejos está lacerado por tanta violencia que les impide perdonar y le apuntó al corazón de los jóvenes todavía vacío de decepciones y tristezas para sembrar en ellos la magia de “ soñar en grande”, mirar hacia adelante y “no dejarse enredar por ideas viejas y miren con extrañeza cuando los adultos repiten acontecimientos de división simplemente por estar atados a rencores”.

Francisco ha sido nuestro coach, cumplió con mostrarnos desde la ventana de su hermosa alma que hay que vencer el miedo con el que nos manipulan. No queda más que pedirle a la efervescente dirigencia de derecha e izquierda que han hecho del país un polvorín, que nos dejen disfrutar de la esperanza en la nueva Colombia y a muchos de quienes se ufanan de defender la paz, que pongan en práctica su verborrea porque sus acciones dicen lo contrario.

Eduardo Cardona Mora | El Diario

Nota aclaratoria: las opiniones de los columnistas son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.