Sábado, 18 de noviembre de 2017
Temas de hoy
  • Bomberos
  • Aeropuerto Santa Ana
  • Catastro
  • Seguridad alimentaria
  • Cartagüeña de Aseo Total


Los ñoños de Risaralda

Publicado: Sábado, 19 de agosto de 2017  |  9:54 pm
Eduardo Cardona Mora

La política en el departamento tiene su propio capítulo de campañas ostentosas, si en Córdoba abundan los ñoños, Besailes y Nader por aquí tenemos a Patiño, Meregh, Salazar.

Comparte

Un estudio realizado por la ONU, el instituto holandés para la democracia y cifras y conceptos arrojó el valor aproximado del costo de una campaña al Senado de la República, la principal fuente de información fueron los mismos candidatos que participaron en las elecciones legislativas de 2014 con resultados asombrosos como que el promedio del valor de una campaña es de $3 mil millones o que hubo candidatos que se gastaron hasta $12 mil millones. Otro estudio hecho por la Fundación Paz y Reconciliación calcula que el ñoño Elías se gastó cerca de $8 mil millones, cifras comparables con otras candidaturas originarias del departamento de Córdoba como las de Musa Besaile y aquellas abanicadas por las dinastía Nader de la cual uno de sus exponentes se dispone por invitación de un candidato a la Cámara a “representar” a Risaralda.

La política en el departamento tiene su propio capítulo de campañas ostentosas, si en Córdoba abundan los ñoños, Besailes y Nader por aquí tenemos a Patiño, Meregh, Salazar y ahora, por cuenta del candidato a la Cámara Diego Ramos también contamos con nuestro propio Nader en la persona de Roberto Vuelbas Nader, su fórmula al Senado e importado directamente de Sahagún (Córdoba). A Ramos, mil gracias por su primer aporte a la región y del senador cordobés que nada hará por Dosquebradas y menos por Risaralda, no queda más que esperar a que una vez se lleve los votos, mute del candidato Vuelbas al senador no vuelvas.

En Risaralda, como en el país, la técnica de reponer con plata la falta de propuestas y la mala gestión parlamentaria está perfeccionada, eso de hacer control político, leyes o publicar en que invierten los cupos indicativos o mermelada de origen legal pero con destino desconocido nunca pegó. Nuestros ñoños y Names no pueden contar el destino de esos recursos regionales porque perderían la oportunidad de recuperar los $3 mil millones que vale un Senado o los $2 mil millones de una Cámara, bajo el amparo de un gobierno alcahuete que michicatea con el deporte pero se muestra generoso a la hora de voltear la cara para no preguntar en que se gastan esos dineros, dándoles todo para que esa clase parlamentaria perezosa y corrupta se perpetúe en el poder con el permiso de una ciudadanía cómplice anestesiada por la indiferencia como si venderse o no votar les permitiera gozar de otros gobernantes distintos a los que padecen.

Un nuevo delito estrena Colombia por estos días denominado tráfico de votos, destinado a quienes ofrecen paquetes de votos a cambio de dádivas y dinero, castigado con millonarias multas y prisión de hasta 9 años. Una oportunidad si no se convierte en otro saludo a la bandera, para generar nuevos liderazgos y abrirles la plaza a verdaderos políticos arrinconados por los ñoños que tanto han envilecido la política. Razón le asistía a Luis Carlos Galán cuando decía: “los que compran votos atropellan la libertad política y generan violencia”.

Eduardo Cardona Mora | El Diario

Nota aclaratoria: las opiniones de los columnistas son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.

Anuncio
Anuncio