Domingo, 04 de diciembre de 2016
Temas de hoy
  • Tránsito y Transporte
  • Decreto motociclistas
  • Corrupción
  • Alcaldía de Cartago
  • Posconflicto


Observaciones sobre el peaje Cerritos II

Publicado: Lunes, 14 de noviembre de 2016  |  10:22 am
Gabriel Alberto Toro Peláez

De todas maneras, y teniendo en cuenta que la Concesión Pereira-la Victoria está por finalizar, que el Concesionario no ha sido consecuente con los intereses de los pereiranos ni de los vecinos del Peaje.

Comparte

Extrañamente el Grupo Conalvías ha modificado de tal manera su propuesta, para una nueva concesión vial, con base en el ingreso que recauda el Peaje Cerritos II vía a Cartago, porque la última cifra de inversión dada a conocer es de $948 mil millones, cuando quiera que inicialmente estimaba inversiones del orden de $380 mil millones, luego bajara su oferta de inversión a $230 mil millones y posteriormente la subiera a $560 mil millones; soportándose siempre en los ingresos del Peaje Cerritos II. Sin mayores explicaciones sobre estos cambios de valor, en la misma obra propuesta; lo cual obliga a la ANI a hacer el estudio económico apropiado.

Ejemplo de las pobres especificaciones en diseño y construcción bajo la égida de la actual concesión son: el acceso a Puerto Caldas, a su zona industrial y el paso de la carretera nacional por la variante de Cartago y sus  glorietas.

Las intercesiones viales necesarias en la vía Pereira-Cerritos hoy son totalmente inadecuadas y pobres en sus especificaciones; porque la Concesionaria descuidó lamentablemente sus obligaciones y la ANI no estuvo a la altura de las circunstancias.

Aparte de las obras físicas que la Concesionaria no realizó, ni propuso siquiera, para una mejor prestación del servicio carreteable durante su gestión, abusa de los vecinos de Puerto Caldas, desconociendo la Ley 787 de diciembre del 2002 sobre las tarifas diferenciales en proporción a las distancias de recorrido, limitando ese derecho parcial o  totalmente para cobrar tarifa plena a los vecinos del peaje, o colocar a su arbitrio limitantes en número de pasos y de vehículos

Una de las propuestas que el Comité Cívico Empresarial de Risaralda estudia, indica que el Peaje de Cerritos II, siendo inconveniente para la conurbación de la zona, con Cartago y Pereira, podría ser suprimido, en atención a que está por terminar el tiempo de concesión, por la recuperación del ingreso esperado; además de los hallazgos en contra de la Concesionaria Infracon Conalvías, por parte de la Contraloría General de la Nación, que le hace cargos por 85 mil millones de pesos, que podrían utilizarse en la nueva vía a La Virginia, que sólo tiene diez Kilómetros y medio de distancia.

Podría también pensarse en entregar la construcción de  la doble calzada Cerritos-La Virginia, para que sea realizada por el “4G Concesión Pacífico 3”. Es posible que el tramo entre Cartago y la Victoria lo asumiera la Concesionaria PISA que atiende el carreteable del Valle, que se inicia en la Victoria hacia Cali. Quedando, entonces, pendientes las obras complementarias de la carretera Pereira-Cerritos-Cartago, especialmente en cuanto a ampliación de calzadas existentes,  retornos, entradas y salidas de El Tigre, Galicia, Parque Ucumarí, Piñeros, empalme con la vía a La Virginia, y la entrada a Puerto Caldas y su zona industrial, entre otras; aspectos que podrían considerarse dentro de una nueva concesión, o ser financiados por otros peajes ubicados en Risaralda, por la vía a Manizales, cuyas concesiones están por terminar.

En reunión realizada el primero de noviembre en la Plaza de Ferias Cerritos, se informó que Infracon del Grupo  Conalvías, presentará una propuesta a la ANI para la prolongación de la Concesión que financia con el Peaje Cerritos II por 27 años y medio, con un costo final, como ya se indicó, muy cercano al billón de pesos; en la cual proyecta la realización de algunos pasos y retornos, con especificaciones tan pobres que en manera alguna consulta las futuras realidades que son fáciles de imaginar en el desarrollo de la zona, y el número de vehículos que por allí transitarán, en 5, 10, 20 o 27 años que dejarían esa propuesta, poco menos que ridícula; perdiendo la ciudad de Pereira la oportunidad de disfrutar de una contratación adecuada a sus proyecciones e intereses.

De todas maneras, y teniendo en cuenta que la Concesión Pereira-la Victoria está por finalizar, que el Concesionario no ha sido consecuente con los intereses de los pereiranos ni de los vecinos del Peaje, es importante que el gobierno nacional, la ANI, el Ministerio de Infraestructura y la Vicepresidencia consideren las necesidades actuales y futuras del desarrollo de las zonas de influencia; se piense seriamente en ampliar las calzadas, con un tercer carril en ambos sentidos, con sus respectivas obras complementarias de pasos y retornos, exonerando de pago de Peaje a los vecinos de Puerto Caldas, en la nueva contratación sí se llega a ello, revisando el costo, el tiempo y proyectándolas hacia el futuro.

Gabriel Alberto Toro Peláez / El Diario del Otún

Nota aclaratoria: las opiniones de los columnistas son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.

Anuncio
Anuncio