Miércoles, 15 de agosto de 2018
Temas de hoy
  • Fiestas aniversarias
  • Atletismo
  • SENA
  • Homicidio
  • Fallecimiento


Paraguas o ponchera

Publicado: Domingo, 28 de enero de 2018  |  12:57 am
Alejandro Samper

La plata para este objetivo se deberá repartir en planes de educación, vida sana, recreación, deporte, entre otros. También para la Feria del próximo año, cuya inversión - se cree - será superior a los $6 mil 800 millones del 2017.

Comparte

La Alcaldía de Manizales arranca el año con un presupuesto de $653 mil millones aprobados por el Concejo. Gran parte de este dinero ($320 mil 116 millones) se invertirá en actividades socioculturales, persiguiendo ese sueño de hacer de nuestra ciudad el mejor vividero de Colombia.

La plata para este objetivo se deberá repartir en planes de educación, vida sana, recreación, deporte, entre otros. También para la Feria del próximo año, cuya inversión - se cree - será superior a los $6 mil 800 millones del 2017.

Más de uno querrá participar para hacerse a una parte de estos recursos y promover sus actividades. $320 mil 116 millones puede parecer mucha plata y alcanzaría para todos, sin embargo, llegado el momento, el billete se vuelve insuficiente.

El año pasado la Corporación Cívica de Caldas (CCC) encendió las alarmas sobre los contratos directos de la Alcaldía en el primer semestre, los cuales se triplicaron. Pasaron de $19 mil 300 millones a $60 mil 400 millones. La respuesta que dio el secretario general, John Robert Osorio, fue que la contratación se “amplió” (o sea, se hizo a dedo) por la “urgencia manifiesta” declarada por el invierno.

Entonces, antes de que lleguen las lluvias (y las investigaciones) ya algunos aseguraron su paraguas. Esta semana, el alcalde José Octavio Cardona anunció que desde su gestión apoyará, una vez más, al Once Caldas. El equipo de fútbol de la ciudad, que pertenece a un particular, se verá beneficiado con un patrocinio de $620 millones, más un bono extra si el club se clasifica a las finales del torneo local.

Desde la CCC se manifestaron e hicieron unas sugerencias para garantizar la transparencia en este apoyo al Once Caldas. Sin embargo, estas observaciones también deberían extenderse al show de lagartería de algunos allegados al equipo albo cuando se llegue el momento del pago de impuestos. Seguramente los volveremos a ver desfilar por los pasillos del Concejo para que al club lo exoneren del tributo y puedan hacer uso del Estadio Palogrande a sus anchas a cambio de unos abonos. No olviden que esa es plata que deja de entrar a las arcas públicas y ese hueco se tapará con los paganinis de siempre: usted y yo.

Pero volvamos al presupuesto para actividades socioculturales. Parece ser mucho pero no rinde. Que lo digan algunas de las ferias o festivales que se organizan en Manizales en el segundo semestre del año. No es raro escuchar a sus organizadores decir que les redujeron el presupuesto o que la Alcaldía no aportó, como ocurrió el año pasado con la Feria del libro.

O Manizales Grita Rock, que el año pasado tuvo que cobrar la entrada (aunque dijeron que era un “bono de apoyo”), luego de vivir momentos gloriosos hace tres o cuatro años. Épocas en las que hasta se daban el lujo de embolatar cerca de $111 millones (vean el artículo publicado en LA PATRIA aquí: http://bit.ly/2ng0Jip).

Para cuidar el patrimonio de la ciudad ya sabemos que no hay recursos. De lo contrario hubieran salvado la escuela Jesús María Guingue, declarada Bien de Interés Cultural de carácter municipal mediante Decreto No. 234 del 26 de septiembre del 2003, y que a finales del año pasado comenzaron a demoler tras años de olvido.

En qué se destinará ese dinero y si será bien invertido es la pregunta que muchos nos hacemos. Y así como ya hay quienes aseguraron su paraguas, están aquellos que - por dormidos o por inocentes - tendrán que alistar la ponchera.

Alejandro Samper | La Patria

Nota aclaratoria: las opiniones de los columnistas son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.

Anuncio
Anuncio