Domingo, 19 de noviembre de 2017
Temas de hoy
  • Aeropuerto Santa Ana
  • Peaje de Cerritos
  • Bomberos
  • Catastro
  • Seguridad alimentaria


En Pereira nos matamos menos

Publicado: Sábado, 08 de julio de 2017  |  10:04 pm
Eduardo Cardona Mora

Continuar mejorando estos indicadores sigue siendo posible no solo persiguiendo los delitos que llevan a la muerte sino implementando una política pública que focalice esfuerzos en aquellos homicidios relacionados con la violencia interpersonal.

Comparte

La noticia de la semana sin duda es que Pereira tiene una tasa de 29 homicidios por cada 100 mil habitantes muy cerca del promedio nacional que es de 25. Este hecho es muy importante en el contexto colombiano en el que hasta hace poco menos de 20 años éramos un país inviable con una tasa de 70 homicidios por cada 100 mil habitantes. El desprecio por la vida permitía que nos compararan con naciones como Sierra Leona o El Salvador y aunque estamos lejos de la tasa global calculada en 6.2 homicidios por cada 100 mil habitantes, escribir una historia de civilización para nosotros es un sueño cada vez más cerca de alcanzar y Pereira lo puede lograr.

El gobierno local y la policía de acuerdo a las cifras, vienen haciendo las cosas bien, sin embargo, hay un problema estructural del orden nacional en el que poco o nada pueden influir y que de corregirse podría contribuir a reducir no solo los homicidios dolosos sino los crímenes urbanos. La confesión del propio Fiscal General de la Nación al publicar que de los homicidios cometidos en Colombia solo el 22% de los responsables enfrentan una imputación de cargos y que de estos, apenas la mitad terminan con sentencia condenatoria, dejan al sistema de justicia en el peor de los mundos. Dicho en otras palabras, existe una impunidad del 90% en los asesinatos cometidos, semilla fértil para delinquir, tomar venganza y desconfiar de las instituciones.

Continuar mejorando estos indicadores sigue siendo posible no solo persiguiendo los delitos que llevan a la muerte sino implementando una política pública que focalice esfuerzos en aquellos homicidios relacionados con la violencia interpersonal. La manera en que se resuelven los conflictos entre las personas y la influencia en estos casos del consumo de drogas, son fuente permanente de muertes violentas, la manera como el gobierno municipal aborde estos fenómenos con políticas de prevención, educación y castigo se reflejará en nuevas reducciones de homicidios sin conexión con el delito.

Prueba de todo lo que hay por hacer respecto a la violencia interpersonal, es el estudio global sobre homicidio de la ONU que arrojó la escalofriante cifra de que la mitad de las mujeres asesinadas en el mundo perdieron la vida a manos de sus compañeros íntimos. El mencionado estudio concluyó que más de la mitad de los homicidios recaen sobre personas entre los 15 y los 30 años, nuestros jóvenes se matan privándonos de su talento y a la economía de su fuerza laboral.

Sin el ánimo de opacar los resultados, llama la atención el retroceso en asuntos de seguridad que deben ser objeto de medidas urgentes, aunque nos estamos matando menos, nos están robando más, que el hurto en la ciudad a residencias haya crecido un 43% y a personas un 20%, indica que falta mucho para garantizarle a los pereiranos su derecho fundamental a la seguridad. Ese es el reto, por supuesto con la colaboración de todos.

Eduardo Cardona Mora | El Diaro

Nota aclaratoria: las opiniones de los columnistas son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.