Domingo, 21 de octubre de 2018
Temas de hoy
  • Política
  • Marihuana
  • Periodismo
  • Temporada de lluvias
  • Desbordamiento de ríos


¿Por qué no gusta?

Publicado: Domingo, 07 de enero de 2018  |  1:17 am
Gustavo Duncan

¿Por qué no gusta un presidente que tendrá para la historia el mérito de haber logrado la paz con las Farc? La respuesta no es la obvia defensa de Santos y sus allegados que acusan a la sociedad colombiana de tener un grave desequilibrio mental por no apreciar las vidas que se salvaron gracias al fin de la guerra.

Comparte

La pasada noche de año nuevo sorprendió al presidente Santos con un incidente que ha debido ser muy amargo para él y que, además, se convirtió en tema viral en las redes sociales: fue abucheado por la multitud que celebraba en el centro de Cartagena. Es cierto que se trata de un lugar exclusivo, que la gente que allí estaba debía pertenecer a sectores acomodados, pero si fuera posible el abucheo hubiera sido generalizado de ricos, pobres y clases medias. Las encuestas no mienten, Santos termina su mandato en medio de una tremenda impopularidad.

¿Por qué no gusta un presidente que tendrá para la historia el mérito de haber logrado la paz con las Farc? La respuesta no es la obvia defensa de Santos y sus allegados que acusan a la sociedad colombiana de tener un grave desequilibrio mental por no apreciar las vidas que se salvaron gracias al fin de la guerra. O, para ser más precisos, de haberse dejado lavar el cerebro de Uribe y la oposición de derecha y creer que se entregó el país al castrochavismo. Aunque algo hay de eso, el rechazo a Santos pasa por asuntos que van más allá del proceso de paz con las Farc.

Es la forma como concibe el ejercicio de la política lo que ha llevado a que sea tan impopular. En los pasillos de la política se cuenta que Santos es un maestro para negociar y hacer arreglos cuando se trata de encuentros a puerta cerrada con personajes de poder. Es muy hábil para aprovechar los respaldos y recursos de que dispone, -sean políticos, económicos, mediáticos, burocráticos, etc.-, para obtener concesiones de la clase política y llegar acuerdos que le sean convenientes a él o a su agenda de gobierno.

Sin embargo, Santos carece de habilidades cuando la política demanda los grandes consensos a puertas abiertas. Es decir, cuando la situación exige que el líder político asuma una posición pública y, a través del convencimiento y de la persuasión, comprometa a la sociedad y a la clase política con determinadas decisiones. No fue casual que su primera presidencia hubiera sido el resultado de un acuerdo con Uribe, quien por el contrario tiene una habilidad sorprendente para alcanzar compromisos de masas.

El problema es que si se tienen dificultades para alcanzar grandes compromisos sociales los costos de negociación se incrementan con quienes sí los tienen. Por eso, Santos ha necesitado tanto de la mermelada y de la clientela política. Ellos son quienes materializan los acuerdos que hacen a puerta cerrada a cambio, eso sí, de cuantiosos recursos públicos. El resultado ha sido un gobierno con enormes problemas para controlar la corrupción, pocos márgenes de maniobra para tomar decisiones impopulares pero necesarias, sobre todo en temas relacionados con el control y la eficiencia del gasto público, y una desconfianza generalizada de la sociedad. Si el gobierno se percibe como corrupto, despilfarrador y poco confiable, y de paso cómplice del castrochavismo, ¿cómo no va a ser impopular?

Quizá no haya mejor ejemplo de esta falencia de Santos que el hecho que muy seguramente Uribe hubiera firmado un acuerdo similar con las Farc, de hecho se sabe que estuvo buscando acercamientos durante su gobierno, y es muy probable que no hubiera tenido la resistencia de la sociedad por las concesiones realizadas. Irónicamente es hoy Uribe quien la pone la opinión pública en contra de Santos por “haber entregado el país a las Farc”.

Gustavo Duncan | El País.com.co

Nota aclaratoria: las opiniones de los columnistas son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.

Anuncio
Anuncio