Miércoles, 18 de julio de 2018
Temas de hoy
  • Investigación
  • Amenazas
  • Turismo
  • Protección del medio ambiente
  • Ancianato


¿Qué hacen los colegios que obtienen buenos resultados?

Publicado: Domingo, 22 de abril de 2018  |  10:03 am
Cristobal Trujillo Ramirez

Son muchas las investigaciones que han estudiado las características de los sistemas educativos de los países con resultados exitosos en materia de aprendizajes e identificado los atributos que son precursores de calidad.

Comparte

Son muchas las investigaciones que han estudiado las características de los sistemas educativos de los países con resultados exitosos en materia de aprendizajes e identificado los atributos que son precursores de calidad. Misiones de todas las latitudes se han dado cita para observar el funcionamiento de la escuela en países como Finlandia, Singapur, Corea del Sur, Canadá, Japón y Holanda. Como referente internacional, considero que este ejercicio es válido cuando se busca reformular la política educativa, porque es importante conocer experiencias exitosas de diferentes partes del mundo. Lo que no se entiende, sin embargo, es por qué no se hace lo mismo con las propias, en todas las entidades territoriales de Colombia.

Hablando particularmente de la región, en Manizales y Caldas existen muchas instituciones educativas que obtienen excelentes resultados y poseen características institucionales y poblacionales semejantes. Me refiero a que están reguladas por la misma normatividad, su población escolar en general posee similares condiciones socioculturales y económicas y son mínimas las diferencias, su naturaleza es pública, y la planta docente es oficial y se regula por el mismo régimen de carrera. Bien valdría la pena entonces indagar por los factores comunes de esas escuelas, que a pesar de que tienen un marco de condiciones desfavorables generan resultados exitosos en materia de aprendizajes. Este ejercicio, por lo menos en el municipio y el departamento, no se ha hecho y creo incluso que es más representativo que el mismo referente internacional, sencillamente porque nos estamos comparando con nosotros mismos y no con las escuelas de otras latitudes que viven condiciones familiares, culturales, sociales y políticas muy diferentes a las nuestras.

Haciendo uso de mi sentido común y acudiendo a un juicioso proceso de observación y de análisis, pero sobre todo con la profunda pasión que como maestro producen en mí los intereses de la escuela, me atrevo a plantear algunos factores que visibilizo como comunes en las escuelas públicas de Manizales que sostenidamente alcanzan resultados favorables en materia académica:

  1. Son escuelas donde el orden, la estética y el aseo se han convertido en rasgos claros de identidad.
  2. Son instituciones educativas con un alto nivel de exigencia, pues tienen claro que ésta es una condición necesaria en el camino que conduce a la excelencia.
  3. Sus docentes son idóneos académicamente y se desempeñan en las mismas áreas para las cuales se formaron.
  4. Estas escuelas son defensoras y respetuosas al segundo de los tiempos de estudio de los niños y los jóvenes.
  5. Estos colegios tienen estrategias definidas de participación y compromiso de los padres de familia con los procesos escolares.
  6. Son escuelas que fomentan decididamente los proyectos institucionales de formación artística, deportiva, cultural, científica y espiritual de sus estudiantes.
  7. Son instituciones educativas con un direccionamiento estratégico claro donde la tarea misional está perfectamente identificada por todos sus miembros.
  8. En ellas, la responsabilidad y la puntualidad son valores definitivos en la búsqueda de resultados exitosos.
  9. Son escuelas exigentes con los deberes, pero también garantizan los derechos.
  10. Son escuelas que han trascendido el concepto de la educación hacia una misión de patria, porque el alma del país está en el corazón de la escuela.

Es solo un atrevimiento de mi parte el querer generar reacciones proactivas que nos lleven a validar este ejercicio desde el rigor de la academia y con la experticia que el mismo requiere.

Por el bien de nuestra educación, espero que pase algo con esta provocación, aunque no lo diga un gurú de Harvard, sino un simple maestro de la provincia colombiana.

Nota aclaratoria: las opiniones de los columnistas son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.

Anuncio
Anuncio