Lunes, 24 de julio de 2017
Temas de hoy
  • Servicio de salud
  • Supersalud
  • Narcotráfico
  • Paramilitarismo
  • Empresas de servicios públicos


Síndrome de hubris

Publicado: Domingo, 11 de junio de 2017  |  9:24 am
Alejandro Samper

El hoy senador pintó una nación inviable en la que, según él, solo la minería ilegal y el narcotráfico crecen, y sitiados por grupos terroristas.

Comparte

Con un inglés macarrónico, como enseñado por el comediante Hassam, el expresidente Álvaro Uribe rajó de Colombia en el foro Concordia Europe Summit, realizado esta semana en Atenas (Grecia). “El país está peor”, dijo ante un panel de potenciales inversionistas extranjeros, líderes internacionales y académicos. El hoy senador pintó una nación inviable en la que, según él, solo la minería ilegal y el narcotráfico crecen, y sitiados por grupos terroristas.

Hace cerca de diez años, y también durante un simposio, la entonces senadora Piedad Córdoba pidió a los demás gobiernos de América Latina “romper relaciones diplomáticas con Colombia”, al señalar que el gobierno estaba tomado por el poder de las autodefensas.

Rayos y centellas le cayeron a la congresista y los uribistas - algunos de ellos posteriormente fueron condenados por parapolítica - la calificaron de “traidora de la patria”. También de integrar “aparatos subversivos no armados”, que eran como desde el ministerio de Interior llamaban a las ONG que denunciaban los atropellos y desapariciones de ese gobierno.

Pero el mismo rasero no funciona con el líder del Centro Democrático. Para Uribe es un deber patriótico criticar al gobierno del presidente Juan Manuel Santos, “en cualquier lugar del mundo”.

No comparto la mayoría de las políticas del presidente Juan Manuel Santos, y de él pienso que solo le interesó gobernar hasta obtener el premio Nobel de paz. De ahí para adelante Colombia quedó al garete, pues ya ni la paz con las Farc y sus acuerdos parecen interesarle. Si se fijan, han sido los ministros y algunos de los posibles candidatos a la presidencia quienes más buscan que el acuerdo llegue a buen puerto. A un año de entregar el cargo, Santos ya parece más ex que presidente.

Sin embargo, tampoco creo en que dañar la imagen del país ayude a hacer patria. Condenarlo como “inviable” ante la comunidad internacional y asegurar que la violencia y el narcotráfico están peor hoy que hace una década cuando Uribe estaba en el poder, es una falacia. La oposición uribista, como la pintó por estos días la columnista María Jimena Duzán en la revista Semana (http://bit.ly/2rxtzwm), “no busca mantener las instituciones ni propone la construcción de nada, sino la destrucción de todo lo que le sirva para proclamarse como el salvador del país”.

El ubérrimo senador padece de síndrome de hubris y, como lo explica el político y médico británico Lord David Owen - experto en este tema -, estos personajes “creen saberlo todo y en todas las circunstancia, y operan más allá de los límites de la moral ordinaria”. No hay que dejarse engañar de su falsa modestia, su habladito paisa arrastrado y su paternalismo: Álvaro Uribe es soberbio y arrogante, y al igual que el rey persa Jerjes, es capaz de mandar a azotar al mar por permitir que una tormenta destrozara sus naves.

Colombia no está en su mejor momento económico. Tampoco en lo que a justicia se refiere. No obstante disminuyó la violencia, hay más seguridad y en el exterior ven con buenos ojos y entusiasmo el renacer de nuestro país. Uribe y sus seguidores son ciegos ante esta realidad. De ahí que su fin sea empeorar lo malo y dañar nuestra imagen.

Hace un año, en Madrid (España), Álvaro Uribe aseguró en una conferencia que Colombia estaba llevada por el comunismo y que estaba peor que Venezuela (hoy vemos que nada de eso es cierto). Un inversionista extranjero se le acercó y le preguntó si valía la pena invertir en nuestro país, a lo que el enfermo de hubris respondió: “Sí, pero en el año 2018, cuando regresemos al poder”.

Alejandro Samper | La Patria

Nota aclaratoria: las opiniones de los columnistas son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.

Anuncio
Anuncio