Miércoles, 18 de octubre de 2017
Temas de hoy
  • Política
  • SENA
  • Universidad del Valle
  • Fallecimiento
  • Juntas de Acción Comunal


Tema de ciudad – la importancia de la asociatividad

Publicado: Lunes, 06 de marzo de 2017  |  1:33 am
Carlos Alberto Bermúdez Cardona

Lo anterior significa que la actual administración municipal de Londoño Zabala, va por buen camino, mantiene una comunicación asertiva con base en sus propuestas e iniciativas que finalmente tienen eco en los diferentes sectores de intermediación y productivos como: la banca, los empresarios del sector agroindustria, gremios, comercio y la comunidad en general.

Comparte

Si nos detenemos a examinar, sin prejuicios, el acontecer en nuestra querida patria chica; vista en su conjunto, y desde lo que hace la institucionalidad, muchas pequeñas cosas a diario producen frutos en el imaginario colectivo orden, limpieza, cultura y oportunidades de turismo entre otros.

Pendientes están otras tantas iniciativas urgentes e importantes que se requiere, con el concurso de todos, para emprender el camino de la prosperidad que permita mejorar el abanico de oportunidades para los habitantes - propios y adoptados - de la ciudad de Cartago en el Norte del Valle

Empecemos preguntándonos e independiente del estrato social al que pertenezcan…Qué tipo de opciones tiene un adolescente que termina su educación media y luego de presentar las pruebas saber 11 ¿Quedarse en casa en su zona de confort, trabajar para ayudar e independizarse o seguir estudiando? ¿Qué papel está desempeñando la sociedad ya sea como padres de familia, acudientes o como educadores?

Frente a esta realidad existen muchas  alternativas que den paso a mejorar la calidad de vida de los cartagüeños y norte vallecaucanos, fácil es decir que hay que cambiar el modelo educativo, una nueva ley para la salud, entregar vivienda digna y en general tomar iniciativas, sin caer en el populismo, para empezar a cerrar brechas entre lo más ricos y los más pobres.

Lo que no podemos perder de vista es que esos propósitos son corresponsabilidad  de todos; en todos los casos son tantos los temas que abordar que pareciera que no hay tiempo ni recursos para priorizarlos, en especial por los escasos 4 años que dura el mandato de un alcalde y del equipo de trabajo que le rodea.

Si bien es cierto cada nuevo mandatario, intenta hacer lo que se propuso en su programa de gobierno y lo finalmente consignado en su plan de desarrollo; las estadísticas nos han demostrado que derivado de las limitaciones financieras más la atención a la enorme deuda pública - para nuestro caso en la ciudad de Cartago en el Norte del Valle, realmente es poco lo que se avanza para encontrarle solución a los enormes retos que enfrenta la ciudad y de vieja data.

Siempre nos hemos quejado que la ciudad se ha visto “históricamente aislada” del contexto departamental y sin congresistas que les duela la ciudad; lo anterior se nota por la ausencia de inversiones que conlleven a mejorar la infraestructura social.

Pues bien a falta de recursos, la actual dirigencia entendió que con lamentarse y mirar por el retrovisor lo lograba nada, todo lo contrario crecía el pesimismo sobre el futuro de la ciudad.

El asunto que nos ocupa hoy, y que deseamos compartir con usted atento y respetado lector, es el de resaltar el trabajo que ha venido realizando el alcalde municipal, Carlos Andrés Londoño Zabala.

En lo que él ha decidido denominar la revolución de las pequeñas cosas, centrando su atención y trabajando principalmente en cambiarte la cara a su ciudad para hacerla más organizada, limpia, culta y turística; en general concentrado en construir una imagen de ciudad región ante  propios y extraños.

Sin perder de vista que, para bien,  está enclavada en el Norte del Valle del Cauca y que de los 18 municipios que la conforman, es la que aparte de tener la mayor su población con 132.000 habitantes según el Dane 2015, y con proyecciones locales que la estiman con un poco más de 148.000 habitantes; la hace según planeación nacional como una de las ciudades con mayor proyección en la Subregión del Norte del Valle. 

La tarea por parte de los alcaldes es fortalecer esta subregión con una población estimada de más de 350.000 habitantes, incluida San José del Palmar en el Choco biogeográfico; la intención hoy, no es intentar promover propuestas como la de separarnos del Valle del Cauca; todo lo contrario, es fortalecerla para hacerla más competitiva con los vecinos regionales como Caldas, Quindío y Risaralda; e igualmente con la subregión Centro y el resto del Valle.

Válido entonces es el seguir desarrollando estrategias para fortalecer la Subregión del Norte del Valle; donde, y a través de las alianzas público privadas, el sector gobierno, empresarios, industriales, comerciantes, la academia, y en general la opinión publica norte vallecaucana entienda y mire con optimismo el enorme potencial a desarrollar y explotar como subregión.

Fortalecida la subregión y con el apoyo institucional y político del departamento, podemos forjar, en iguales condiciones integraciones con el antiguo eje cafetero.

La reflexión anterior surge de la grata noticia y los excelentes resultados de la pasada Agroferia del Banco Agrario; en la que hicieron parte los 18 municipios del Norte del Valle y San José del Palmar.

Lo anterior significa que la actual administración municipal de, Londoño Zabala, va por buen camino, mantiene una comunicación asertiva  con base en sus propuestas e iniciativas que finalmente tienen eco en los diferentes sectores de intermediación y productivos como: la banca, los empresarios del sector agroindustria, gremios, comercio y la comunidad en general.

Iniciativas que deben de ser, a futuro,  parte de la agenda de trabajo de la institucionalidad en la subregión, atrás deben de empezar a quedar las gestiones individuales de cada uno de los alcaldes… Es mejor gestionar y negociar en bloque a nivel departamental y nacional.

De conformidad a lo reglado en la ley 1454 de 2011 normas orgánicas sobre ordenamiento territorial; se deberá seguir consolidando la asociatividad regional, el poder de los municipios y por ende de los alcaldes  de la subregión norte.

Fortalecer la  asociación de municipios del norte del valle para el 2032 es una importante tarea para todos; siempre con el lema que nunca es tarde para que los 19 municipios empiecen a forjar alianzas con base en sus fortalezas y oportunidades; donde la banca de fomento juegue un papel muy importante.

Existen muchos temas en común en la subregión: mantenimiento de vías segundarias y terciarias, banco de maquinaria pesada, operatividad de aeropuerto regional de Santa Ana, matadero y escombrera regional, turismo regional,  conservación y manejo de cuencas y microcuencas del río de la vieja y del rio cauca, el uso adecuado del agua potable, fortalecimiento del distrito de riego  Sara – Brut y  posicionamiento a nivel internacional de la industria hortofrutícola de la subregión entre mucha otras iniciativas.

La segunda y anterior reflexión tiene que ver con la también gratísima noticia que el alcalde Londoño Zabala, el pasado 25 de febrero fue elegido como representante de los alcaldes del valle, tal parece al igual que el de Roldanillo, como miembro del Consejo  Directivo de la CVC.

Más allá de la revolución de las pequeñas  cosas,  e independiente de que a comienzos del 2.016 y de acuerdo a la ley 724 de 2001, la Presidencia de la República lo haya reconocido como uno de los alcaldes más pilo, por su compromiso dentro del Plan de Desarrollo con la niñez; queda claro que nuestro alcalde sabe para dónde va y que tiene varios caminos para lograrlo. Amanecerá y veremos.

Carlos Alberto Bermúdez Cardona | CiudadRegion

Nota aclaratoria: las opiniones de los columnistas son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.