Sábado, 22 de septiembre de 2018
Temas de hoy
  • Personeros
  • Amenazas
  • Corrupción
  • Subsidio
  • Intervención ambiental

Desarticulan banda de 'narcomenudeo' en varias regiones del país

Publicado: Jueves, 08 de febrero de 2018  |  8:51 am

El fiscal General de la Nación, Néstor Humberto Martínez, aseguró que desarticularon una banda criminal dedicada al narcomenudeo de marihuana en Bogotá, Antioquia, Valle del Cauca y el Eje Cafetero.

Comparte
El País | Cali | 08 FEB 2018 - 8:51 am

El fiscal General de la Nación, Néstor Humberto Martínez, aseguró que desarticularon una banda criminal dedicada al narcomenudeo de marihuana en Bogotá, Antioquia, Valle del Cauca y el Eje Cafetero. 

Según Martínez, entre los capturados se encuentran Jorge Carlos Trujillo y Elizabeth Acosta Hernández, exesposa de un narcotraficante reconocido, presuntos dueños de los cultivos ilícitos en diferentes zonas del país y 29 personas más.   

Para el jefe del ente acusador, la Operación ‘Génesis’ “pone al desnudo el alcance de una red criminal que pretende someter a nuestros jóvenes, a nuestros adolescentes, a nuestros niños en el camino de la droga, esta es la primera investigación en donde la Fiscalía identifica toda la estructura criminal, desde el cultivo, hasta el narcomenudeo en una industria ilícita que tanto daño le está haciendo al país”. 

Las investigaciones arrojaron que la banda criminal denominada ‘Los Guarro’, “importaban marihuana desarrollada en semillas de la mejor calidad desde Holanda y España a Colombia y se asocian y someten a las comunidades indígenas del Cauca, en cuyos resguardos se desarrolla hoy el mayor hectariaje de cultivos en Colombia”, dijo el fiscal. 

Para Martínez, la estructura criminal tiene una estrategia clara de actuar en el territorio nacional. “‘Los Guarro’ han llevado todos estos desarrollos agroindustriales a partir del conocimiento de los cultivos de flores en el oriente de Antioquia. A través de sistema de invernaderos y luces artificiales han logrado aumentar la productividad de la marihuana en el país, al punto que estas matas de marihuana ya producen tres cosechas al año”. 

De acuerdo con Martínez, la marihuana producida por dicha red criminal se cultiva con un 30 % de sustancia que genera más adicción, lo que la hace más atractiva en el mercado criminal. 

El fiscal aseguró que dicha banda delincuencial delinquía en el Cauca, en el Valle del Cauca, en el Eje Cafetero en Antioquia y Bogotá y que estimaban por libra un precio de dos a tres millones de pesos. 

El jefe del ente acusador alertó que uno de los cabecillas de la banda criminal no fue capturado en esta operación, porque se encontraba en el departamento del Meta tratando de expandir su actuar delictivo con las disidencias de las Farc.

“Muy grave lo que está pasando en el Cauca en poblaciones como Corinto, Toribio, Caloto, Santander dé Quilichao, donde empezaron hacer expansión”, dijo el fiscal.

Modus Operandi

El jefe del ente acusador aseguró que tienen 300 horas de grabaciones que permitieron establecer que una vez recolectada la marihuana en el Cauca, se desarrollaban varias rutas, ya están identificadas, y que llevarían la marihuana a Bogotá, al Eje Cafetero, Valle del Cauca, entre otros. 

De acuerdo con las investigaciones, los alijos de marihuana eran transportados en camiones, buses municipales y por medio de empresas de mensajería. 

Martínez indicó que una vez trasladado el alucinógeno, su actuar delictivo lo complementaban LSD y otros productos como las gomas. 

“Estas gomas impregnadas de LSD en cuantía de 10 millones empezaban a distribuirse en zonas cercanas a colegios, universidades y sitios de rumba de la ciudadanía de Medellín”, dijo el fiscal. 

Sin embargo, lo que alertó aún más a Martínez fue la modalidad que usan los presuntos delincuentes para distribuir la droga y pasar como desapercibido ante las autoridades. 

“Estos personajes acaban de adquirir un millón de chupos para ser regalados a las puertas de los colegios de Medellín, con estos chupos impregnados tratan de llevar por el camino de la droga y generar adicción a nuestros niños”, dijo Martínez. 

Por último, indicó que la organización criminal también se había sofisticado en el narcomenudeo, al punto desarrollar un call center en donde los jóvenes piden marihuana y estupefacientes. 

“Tenemos seguimientos de cómo a la Universidad de Medellín hacían pedidos de esta naturaleza y cómo tenían una red de transporte por medio de motos”, indicó.

Fuente:
El País
El País Cali