Sábado, 10 de diciembre de 2016
Temas de hoy
  • Periodismo
  • Quemados por pólvora
  • Secuestro
  • Infancia y adolescencia
  • Abuso sexual

En firme llamado a juicio contra Coronel del ejército por "falsos positivos" en Cartago

Publicado: Miércoles, 26 de octubre de 2016  |  8:57 am

El excomandante del Batallón No. 23 es procesado por el asesinato de a dos jóvenes campesinos que fueron presentados como guerrilleros abatidos en combate.

Comparte
El Espectador | Bogotá D.C. | 26 OCT 2016 - 8:57 am

La Fiscalía General ratificó la resolución de acusación en contra del coronel (r) José Alejandro Forero Besil y el mayor (r) Jimmy Antonio Coral Burbano por su participación en los hechos que rodearon la ejecución extrajudicial de dos jóvenes campesinos en la vereda Monín, zona rural del municipio de Cartago (Valle del Cauca) en hechos registrados el 14 de mayo de 2005.

El ente investigador rechazó los recursos presentados por la defensa de los dos oficiales del Ejército. Según la investigación el entonces comandante del Batallón No. 23 Vencedores tuvo conocimiento preciso del asesinato de Deibi David Orozco Útima, de 22 años, y de Hébert Antony Palacio, de 15 años, quienes trabajaban como operarios de la finca El Bosque.

Los testigos indicaron que los dos jóvenes fueron sacados de la finca por un grupo de soldados que los trasladaron a la carretera. En ese lugar se simuló un combate y posteriormente los jornaleros aparecieron con disparos en su cabeza y tórax. En el informe oficial se presentaron como subversivos abatidos en combate.

El cabo segundo del Ejército, Hildebrando Antonio Andica y el soldado Mauricio Alberto Tabares Rincón aseguraron que los dos oficialestuvieron participación directa en este “falso positivo”. La Fiscalía General los acusó por el delito de homicidio en persona protegida en calidad de coautores.

De acuerdo con el testimonio del soldado Mauricio Alberto Tabares Rincón, una vez registrada la retención de Deiby Orozco Útima y Hébert Antony Palacio, el teniente Julián García Peña, comandante del grupo que realizó las detenciones, se comunicó con sus superiores en el Batallón Vencedores para reportar la captura de dos guerrilleros. Según el soldado, “La orden era que no se necesitaban capturas, sino bajas. Esa orden fue dada por el comandante del Batallón”.

Los dos oficiales en retiro se encuentran privados de su libertad mientras se adelanta el juicio en su contra. El coronel Forero Besil se encuentra en el Batallón de Policía Militar No 13 de Bogotá, mientras que el mayor Coral Burbano está en las instalaciones del Batallón No 8 Francisco Javier Cisneros, ubicado en Montenegro (Quindío).

Fuente:
El Espectador
El Espectador Bogotá D.C.