Sábado, 22 de septiembre de 2018
Temas de hoy
  • Personeros
  • Amenazas
  • Corrupción
  • Subsidio
  • Intervención ambiental

En el 2017, la gobernación del Valle sancionó 12 funcionarios

Publicado: Jueves, 15 de febrero de 2018  |  8:49 am

"Se trata de funcionarios que incurren en incumplimiento de deberes o en la extralimitación de funciones y es así como nos hemos visto obligados a sancionar", Control Disciplinario Interno.

Comparte
CiudadRegion.com | Cartago | 15 FEB 2018 - 8:55 am

Por el incumplimiento de sus labores la Gobernación del Valle del Cauca, a través de Oficina de Control Disciplinario Interno, sancionó en el último año a doce funcionarios de la Administración Departamental.

Así lo precisó Marcia Porras, titular de Control Disciplinario Interno, al señalar que se trata de funcionarios que incurren en incumplimiento de deberes o en la extralimitación de funciones y es así como nos hemos visto obligados a sancionar.

“El año pasado tuvimos doce sanciones. Por abandono del cargo fueron cuatro sancionados, por ausencias injustificadas tres, por acoso sexual dos, y de aquellos que son llamados como jurados de votación, pero no cumplieron, dos funcionarios”, explicó.

En estas audiencias se definieron dos destituciones, cinco suspensiones, tres multas, un llamado de atención con copia a la hoja de vida y un fallo absolutorio.

En lo corrido de este año, luego de surtir proceso, un funcionario ha sido destituido por abandono del cargo e inhabilidad por 10 años; se ha determinado una suspensión por cuatro meses por abandono del cargo con inhabilidad especial por cuatro meses y una suspensión por 12 meses por acoso sexual, proceso que aún no está en firme, pues están corriendo términos de ejecutoria.

En este momento están próximas a realizarse 30 audiencias.

Recordó la Jefe de Control Disciplinario que durante el 2017 fueron radicados 242 expedientes, que se sumaron a los que venían en curso para un total de 1.357 investigaciones.

Rigurosidad en el cumplimiento del deber

El abandono de cargo, una falta clasificada como gravísima y con una sanción que lleva a destitución e inhabilidad por diez años, es una de las más comunes.

“Esta administración ha sido muy rigurosa en el sentido de que hay que cumplir con el deber ser y ese abandono del cargo sin justificación alguna es un detrimento para la Administración, porque se le está pagando a una persona que no está trabajando. También tenemos por esas ausencias injustificadas los que llegan tarde reiterativamente y hay que recordar que esas personas que dejan de venir uno o dos días sin justificación tienen suspensiones incluso hasta por cuatro meses”, dijo la Jefe de Control Disciplinario Interno. 

Para garantizar el cumplimiento de las actividades por parte del personal de la Administración departamental, desde la Oficina de Control Disciplinario se realiza un trabajo preventivo que vincula a 7.500 servidores públicos de educación y 1.100 de la administración central.

Autor: