Viernes, 02 de diciembre de 2016
Temas de hoy
  • Posconflicto
  • Infancia y adolescencia
  • Política social
  • ICBF
  • Pensiones

Homicidio con arma blanca en el barrio San Nicolás de Cartago

Publicado: Lunes, 12 de septiembre de 2016  |  8:44 am

Este fin de semana en zona urbana de Cartago se presentó un hecho en el cual resultó muerto un hombre de 33 años de edad que en vida respondía al nombre de José Miguel Montealegre Parra.

Comparte
CiudadRegion.com | Cartago | 12 SEP 2016 - 8:44 am

Este fin de semana en zona urbana de Cartago se presentó un hecho en el cual resultó muerto un hombre de 33 años de edad que en vida respondía al nombre de José Miguel Montealegre Parra.

Según se pudo establecer, el ciudadano natural de Cartago, padre de 2 hijos menores de edad, residente en el barrio San Nicolás, se desplazaba por el sector cuando fue atacado por un desconocido que le causó varias heridas con arma cortopunzante, lesiones que en el mismo sitio de los acontecimientos le produjeron su partida de este mundo.

El homicidio de Montealegre Parra causó conmoción entre los vecinos del lugar quienes pidieron a las autoridades investigar hasta las últimas consecuencias y aplicar el castigo que se merece el autor material del crimen.

Datos

Informes oficiales dan cuenta que este asesinato se registró entre las 5 y 6 de la mañana de ayer domingo en la calle 8 frente a la vivienda demarcada con la nomenclatura 7-89 del mismo barrio en el que vivía la víctima.

En este lugar un habitante del sector fue el primero que observó el cuerpo del hombre con múltiples heridas en medio de un charco de sangre, de inmediato dio aviso a las autoridades que se hicieron presentes para hacerse cargo del caso. 

Unidades del CTI de Cartago practicaron la inspección del sitio y la diligencia de levantamiento del cadáver que presentaba 2 heridas en el pecho, 3 en la espalda, 3 en la cabeza y una en extremidades superiores.

Desgarradoras escenas se vivieron en el lugar una vez se hizo presente la esposa del asesinado.

Los amigos decían que era un hombre trabajador y responsable, tanto que se había ganado la confianza de los comerciante de repuestos de carros que siempre lo mandaban a Pereira a comprar lo que les hacía falta.

La familia advirtió que su muerte posiblemente fue por robarle algún dinero ya que no era una persona de problemas ni tenía enemigos.

Su cuerpo será retirado hoy de Medicina Legal para darle cristiana sepultura.

Autor: