Viernes, 02 de diciembre de 2016
Temas de hoy
  • Posconflicto
  • Infancia y adolescencia
  • Política social
  • ICBF
  • Pensiones

Procuraduría destituyó e inhabilitó por 10 años a ex tesorera del Hospital San Jorge de Pereira

Publicado: Lunes, 01 de agosto de 2016  |  7:22 am

La disciplinada aprovechó su cargo de tesorera para direccionar dineros de la cuenta bancaria del hospital a su cuenta personal, los días 28 y 29 de febrero de 2012, realizando tres transacciones por valor de 1.517.000 pesos y tres más por 7.383.000 pesos, presuntamente a nombre de tres personas jurídicas diferentes, pero con un mismo NIT.

Comparte
CiudadRegion.com | Cartago | 01 AGO 2016 - 7:41 am

La Procuraduría General de la Nación sancionó con destitución e inhabilidad general para contratar con el Estado por el término de 10 años a la señora Natalia Rodas Marín, en su condición de tesorera general de la ESE Hospital Universitario San Jorge de Pereira (Risaralda) para la época de los hechos, por apropiarse de recursos de la institución para la cual laboraba.

La disciplinada aprovechó su cargo de tesorera para direccionar dineros de la cuenta bancaria del hospital a su cuenta personal, los días 28 y 29 de febrero de 2012, realizando tres transacciones por valor de un millón 517 mil pesos y tres más por siete millones 383 mil pesos, presuntamente a nombre de tres personas jurídicas diferentes, pero con un mismo NIT.

Con su actuar, la extesorera violó la disposición constitucional referida al principio de moralidad, en tanto que los servidores públicos y los particulares que cumplen una función pública están en la obligación de siempre acatar los postulados del ordenamiento jurídico, “máxime cuando se trata de la protección de los escasos recursos públicos del Estado, destinados a un área que en nuestra sociedad es bastante golpeada y bien escasa de inversión, como lo es el sector de la salud”, señala el fallo.

En el fallo proferido por la Procuraduría Regional de Risaralda la falta fue calificada como gravísima, cometida título de dolo, dado que fue una conducta considerada como delito. El fallo quedó en firme pues la disciplinada no apeló la decisión.

Fuente: PGN

Autor: