Martes, 23 de enero de 2018
Temas de hoy
  • Incendio forestal
  • Donaciones
  • Bomberos
  • Peaje de Cerritos
  • Generación de empleo

Agua en sector rural del Norte del Valle no es apta para el consumo humano, dice la UES

Publicado: Jueves, 14 de diciembre de 2017  |  12:27 am

Hoy en pleno Siglo XXI el campo de esta región del país no cuenta con agua potable confiable para el consumo humano, lo que hace que los campesinos que la toman enfermen y se expongan a contraer virus y hasta bacterias.

Comparte
César Vallejo Restrepo | Cartago | 14 DIC 2017 - 12:27 am

Como están las cosas, el sector rural del norte del Valle habrá que regresar a los viejos tiempos cuando todo el mundo hervía el agua antes de consumirla y evitar, de esta manera, las molestas diarreas y otras enfermedades.

Parece increíble, pero hoy en pleno Siglo XXI el campo de esta región del país no cuenta con agua potable confiable para el consumo humano, lo que hace que los campesinos que la toman enfermen y se expongan a contraer virus y hasta bacterias.

Las aguas de las fincas y veredas son contaminadas porque sobre ellas se depositan elementos altamente infecciosos, reciben excrementos de animales y son objeto también de que les lancen basuras y les caigan derrumbes.

Visitas

Así lo confirmó el coordinador en Cartago y el Norte del Valle de la Unidad Ejecutora de Saneamiento del Departamento, Gerardo Rengifo Giraldo, tras advertir que dada la gravedad de la situación se realizan visitas de inspección, vigilancia y control que llevan a cabo los ingenieros sanitarios de la entidad.

Pese al difícil acceso a estos sectores rurales, los ingenieros llegan hasta las viviendas y educan a las personas sobre el comportamiento que deben asumir al tomar el agua, que no es otro que volver a hervirla como hacían nuestros padres y abuelos mientras se dota la zona de plantas de tratamiento para potabilizar el preciado líquido.

Pero además se hace control a través de las muestras de agua que se toman en los lugares visitados por parte de técnicos expertos que las llevan a los laboratorios de Cali, de acuerdo a una programación establecida.

Muestras

La muestra, finalmente, es la que determina los parámetros que identifican el por qué no se cumple con la norma. Esto va de la mano con el grado de conciencia y participación en la búsqueda de soluciones por parte de las administraciones municipales y la misma comunidad, señaló el funcionario.

Los alcaldes son siempre informados de la necesidad urgente de que destinen recursos económicos y financieros para acometer las soluciones consistentes, básicamente, en la contratación de obras y procesos que permitan la potabilización del agua, dijo Rengifo Giraldo. 

El coordinador de la UES en Cartago advirtió sobre la necesidad de que la comunidad se vincule estrecha y efectivamente en la búsqueda de mecanismos que lleven a la purificación del agua, identificando no solo los factores que la contaminan, sino los que están acabando con los nacimientos y, desde luego, con el preciado líquido.

Intervención

Los campesinos que habitan en sectores rurales deben ser conscientes y estar prestos a intervenir en casos de forestación o deforestación, bien sea para evitar o corregir  el problema o, en su defecto, adelantar acciones tendientes a continuar con iniciativas salvadoras.

De acuerdo a Rengifo, en los cascos urbanos de los 13 municipios del norte del Valle bajo la jurisdicción de la Unidad Ejecutora de Saneamiento no se presentan inconvenientes, y según las muestras que se obtienen periódicamente el agua es óptima para el consumo humano.

Reiteró el funcionario que el mensaje de hervir el agua mientras se potabiliza, hay que transmitirlo a todas las personas y entidades que se involucran en la problemática.

Hervir el agua

"No hay solución diferente a esta vieja costumbre que heredamos de nuestros padres y abuelos, y que ahora tendremos que transmitirla a los hijos y nietos", manifestó Rengifo Giraldo.

Hervir el agua en estos lugares ofrece la garantía de que los micro organismos, en este caso los coliformes fecales y totales que nos afectan, son inmediatamente eliminados por el proceso de ebullición que se da al intervenir bajo el fuego el agua que consumiremos, señaló el coordinador de la UES.

El agua regularmente se contamina por parámetros físico químicos y microbiológicos. El factor que más se da de manera reiterada en cuanto al factor fisicoquímico es la turbiedad, especialmente en época de invierno y cuando llueve demasiado.

Contaminación

Las escorrentías hacen que los elementos patógenos alcancen las fuentes de abastecimiento de agua, y estas llegan a tanques de almacenamiento que de no tener tratamiento de potabilización, hacen que el líquido se consuma tal como se recibió, sin el debido proceso de descontaminación.

Entre los factores microbiológicos es muy puntual detectar los coliformes, es decir, la materia fecal. Esto porque en la misma fuente los animales silvestres que abundan en el campo hacen sus deposiciones y contaminan, de esta manera, el vital líquido.

Reveló Rengifo que los 13 alcaldes han expresado su preocupación por la mala calidad del agua, y de ahí surgió la idea de trabajar conjuntamente con la comunidad y las organizaciones que los aglutinan en encontrarle una pronta solución a la problemática del agua.

Posibilidades

La UES estima que para enfrentar la situación deben tenerse en cuenta posibilidades colectivas o individuales, pero que en todos los casos las administraciones municipales velen porque la gente tome agua apta para el consumo humano.

Recordó que así haya acueductos y alcantarillados en el sector rural es necesario utilizar sustancias especiales como el cloro, y tener en cuenta en el momento en que se transporta el agua desde el sitio de la captación hasta el tanque de abastecimiento, las características que minimicen la carga contaminante.

"Lo prioritario ahora es descontaminar y desinfectar el agua que los campesinos almacenan en grandes tanques para que los agricultores la tomen sin peligro de enfermarse", señaló finalmente el coordinador de la Unidad Ejecutora de Saneamiento en Cartago y el Norte del Valle, Gerardo Rengifo Giraldo.

Autor:
Anuncio
Anuncio