Miércoles, 16 de agosto de 2017
Temas de hoy
  • Plan de Ordenamiento Territorial
  • Juntas de Acción Comunal
  • Bomberos
  • Telepacífico
  • Gas Natural

Tras intervención de la Supersalud, en crisis, la Eps "Barrios unidos" en Cartago y el Norte del Valle

Publicado: Martes, 13 de junio de 2017  |  11:32 pm

La EPS del Régimen Subsidiado de Salud "Barrios Unidos del Chocó", ha sido intervenida por el Gobierno Nacional a través de la Superintendencia del ramo, y en la actualidad es sometida a un riguroso saneamiento fiscal y financiero.

Comparte
César Vallejo Restrepo | Cartago | 13 JUN 2017 - 11:32 pm

La EPS del Régimen Subsidiado de Salud "Barrios Unidos del Chocó", ha sido intervenida por el Gobierno Nacional a través de la Superintendencia del ramo, y en la actualidad es sometida a un riguroso saneamiento fiscal y financiero.

Entre tanto, su gerente en Cartago, médico Jaime Hernando Navia, se vio obligado a renunciar ante la desidia de los propietarios de la entidad que tienen su sede principal en Barranquilla, al no responder por las obligaciones contraídas con los afiliados en materia de prestación de los servicios de salud. 

De acuerdo a la Secretaria de Salud Municipal de Cartago, Gloria Shirley Salazar, Barrios Unidos adeuda una gran cantidad de dinero a los hospitales y clínicas que atendían sus usuarios, y con solo la Fundación "San Juan de Dios" en la ciudad, la obligación supera los mil millones de pesos,

Crítica

La situación de Barrios Unidos es extremadamente crítica, al punto de que la Superintendencia Nacional de Salud determinó intervenirla para presionar su saneamiento financiero y obligarla a mejorar la prestación de los servicios a sus miles de afiliados.

Fuentes cercanas a la intervenida EPS dijeron que el alto gobierno estaría considerando la posibilidad de liquidarla en caso de que no cumpla con las metas que le han sido impuestas.

Veedora

Por su parte, la veedora en Salud, Emma Vélez, dijo que "lamentablemente lo que ha pretendido Barrios Unidos desde la capital del Atlántico es tener en Cartago y en las demás ciudades del país donde cuentan con oficinas verdaderos títeres y payasos, sin capacidad de maniobra y mucho menos autonomía para tomar decisiones acertadas en favor de sus pacientes afiliados. 

"Solo les importa el dinero que reciben del gobierno, pero cuando deben invertir en favor de los pacientes se hacen los desentendidos", dijo Vélez.

La veedora al referirse a la renuncia de Navia, explicó que quien asuma las riendas de Barrios Unidos en Cartago y el Norte del Valle verá siempre empañado su nombre por los obligados desacatos de tutela que llevan a los funcionarios a recibir sanciones de arresto por incumplir con los deberes y obligaciones de la entidad.

Responsabilidad

"Los gerentes médicos que nombran en esos cargos no son, en ningún caso, responsables de esos desacatos, sino las directivas y los propietarios de la entidad, y aquí me refiero a Barrios Unidos", manifestó Vélez.

La veedora en salud señaló, también, que ella misma presionó a Navia Madriñán para que renunciara y no se dejara presionar por las estrategias mañosas de sus jefes desde la Costa Atlántica, y reveló que fue testigo, encontrándose en la oficina de este, de una llamada en la que Navia le pedía a sus jefes en Barranquilla, casi suplicándoles, una autorización para adquirir jeringuillas de aplicación de insulina. 

Títeres

"De ese tamaño son las cosas en Barrios Unidos, dijo Vélez, tras advertir que las directivas de esta empresa lo que quieren y necesitan frente a sus oficinas son peleles y nada más.  

Emma Vélez advirtió sobre las muchas falencias de las EPS en Cartago y el Norte del Departamento, y dijo que con respecto a Barrios Unidos se presentaron inconvenientes de todo tipo, especialmente en lo relacionado con la entrega de los médicos y las autorizaciones para especialistas.

De otro lado, la Secretaria de Salud, Gloria Shirley Salazar manifestó que su despacho está a la expectativa del nombramiento de un nuevo gerente de Barrios Unidos en Cartago y de que la Supersalud se pronuncie en cuanto al cumplimiento de los compromisos que la EPS asumió con el gobierno nacional.

Causas

Salazar enumeró entre los problemas que llevaron a la intervención de Barrios Unidos, los aspectos financieros, de cartera, prestación de servicios, además de no garantizar el flujo de recursos en cuanto al manejo propio de las EPS.

Salazar dijo que los usuarios se verán perjudicados con la problemática de Barrios Unidos en la demora de la prestación de la atención, puesto que los diferentes prestadores al no recibir oportunamente los pagos comienzan a cerrar sus puertas a los pacientes.

Autor:
Anuncio
Anuncio