Viernes, 09 de diciembre de 2016
Temas de hoy
  • Quemados por pólvora
  • Secuestro
  • Infancia y adolescencia
  • Abuso sexual
  • Hurto calificado

Pacientes abandonados le cuestan más de $3.000 millones al Hospital Universitario del Valle

Publicado: Sábado, 20 de agosto de 2016  |  11:23 am

Ancianos, niños, habitantes de calle, los que pierden la memoria o a quienes su familia olvidó, hacen parte, como ella, de una problemática que al año le cuesta más de $3.000 millones al hospital.

Comparte
CiudadRegion.com | Cartago | 20 AGO 2016 - 11:23 am

Para muchos pacientes atendidos en el Hospital Universitario del Valle como Myriam Murillo, a pesar de ser dados de alta, su historia clínica no cierra, se convierten en un registro que no caduca a la espera de un doliente.

Ancianos, niños, habitantes de calle, los que pierden la memoria o a quienes su familia olvidó, hacen parte, como ella, de una problemática que al año le cuesta más de $3.000 millones al hospital.

"Soy sola, me vine de mi casa muy pequeña, yo nunca tuve contacto con mi familia por eso yo ni siquiera los conozco”, dice esta cocinera de 50 años, chocoana y sin red de apoyo.

Así explica su estancia de cuatro meses en la cama número 9 de la Sala de Mujeres. Llegó por una afección en la médula espinal que inmovilizó sus piernas y a pesar de su evolución y una silla de ruedas donada, no hay un albergue que la acoja.

“La trabajadora social está haciendo todo lo posible por conseguir un hogar mientras me recupero”, dice Miriam Murillo.

Pero la realidad para estos pacientes y el hospital es compleja. Cada mes solo en las salas de adultos el personal lidia con cinco o seis pacientes abandonados. 

“Es una carga constante desde el punto de vista de la manutención, es una restricción para el ingreso de pacientes nuevos porque nos ocupan una cama que podría ser ocupada con pacientes que en urgencias esperan atención”, dice Lorena Matta Cortes, médico internista de la Sala Médica Mujeres HUV.

Esto sin contar que los costos aumentan si contraen infecciones hospitalarias. Por ejemplo, hace pocos días y solo después de 20 meses, Trabajo Social pudo ubicar a un abuelo abandonado.

“Además, el problema social que significa el no poder tomar algunas decisiones. Los pacientes también se deprimen de no encontrar respuestas frente a su caso”, insiste Matta Cortés.

La mayoría de estos pacientes llegan a urgencias por diferentes enfermedades. El dolor de cabeza empieza a la hora de la salida. 

María Cerón Cabrera, subgerente de atención al usuario del HUV explica que los pacientes regularmente que llegan sin identificación, sin red de apoyo, sin aseguramiento "son los pacientes que generan una estancia injustificada y se nos quedan indefinidamente. La verdad es que la cuantía es bastante alta y al hospital le representa mucho, porque no tienen un responsable del pago y eso lo asume el hospital con recursos propios”.

El año pasado por esta atención el hospital dejó de recibir $3.020 millones.

En el 2015 el hospital atendió 1.163 casos de abandono y vulnerabilidad de los pacientes que no pagaron la cuenta. De estos, 158 casos son  adultos mayores, de los cuales se ubicaron en albergue 97, fallecieron 17 y 44 continúan hospitalizados. En cuanto a los niños fueron 906 casos, de los cuales 293 menores fueron trasladados a hogares y 613 casos reportados para seguimiento al Icbf.

En lo corrido del año van 45 casos de adultos y adultos mayores, y 311 casos de niños. De estos menores 119 han sido trasladados al Icbf y están en reporte 192 casos.

Juan Carlos Corrales, gerente del HUV, dice que se tomarán decisiones y convoca a las diferentes instituciones del orden municipal y nacional a trabajar de manera articulada para buscar una solución.

"Queremos invitar a instituciones como Bienestar Familiar, al municipio de Santiago de Cali a que revisemos ese grupo de seres humanos que se quedan un tiempo prolongado dentro de la institución, sin un doliente y eso representa para el hospital un tema muy delicado. Así que organicemos una agenda para que de verdad tomemos decisiones”, dijo Juan Carlos Corrales.

La problemática es seria y mientras el hospital busca una solución, Miriam Murillo espera encontrar un albergue donde continuar su vida.

"Por ahora el HUV es el que me ha dado la hospitalidad y estoy aquí,  esperando a ver qué pasa”, dijo Miriam Murillo, quien continuará en la misma cama del centro asistencial.

Autor: