Lunes, 10 de diciembre de 2018
Temas de hoy
  • Quindío
  • Proyectos de innovación
  • Accidente de tránsito
  • Fallecimiento
  • Quemados por pólvora

El ‘dulce’ motor de la economía del Valle

Publicado: Lunes, 30 de julio de 2018  |  8:06 am

El departamento le apuesta al clúster del macrosnacks del cual hace parte el sector de la confitería

Comparte
El Tiempo | Bogotá D.C. | 30 JUL 2018 - 8:14 am

Ser uno de los departamentos azucareros de Colombia convirtió al Valle del Cauca en un atractivo para el desarrollo de la industria confitera. Esta es una de las circunstancias que ha permitido integrar una cadena de valor en esta región, que hoy cuenta con uno de los clúster más dinámicos: el de macrosnacks.

¿Quién no ha oído hablar del manjar blanco, los cortaditos, las colaciones o el famoso Bon Bon Bum? Todos tienen un origen común: el Valle del Cauca. Pero también comparten el escenario con el azúcar.

“El azúcar es un componente esencial en este sector, es la materia prima. Y que el Valle del Cauca tenga gran parte de la producción de este producto le permite ser una plataforma para el engranaje de este encadenamiento productivo”, señaló el analista Mauricio Cabrera. 

El Valle del Cauca es el principal departamento productor de azúcar, lo que garantiza a las empresas confiteras abastecimiento permanente de una de las materias primas más importantes. En el país (5 departamentos) hay sembradas más de 243.000 hectáreas de caña de azúcar y la producción nacional, según información de Asocaña, alcanzó el año pasado 2,2 millones de toneladas.

“El hecho que los empresarios de los dulces encuentren esta materia prima aquí se traduce para ellos en optimización de los costos logísticos”, señala Carlos Andrés Pérez, director de la Unidad Económica y de Competitividad de la Cámara de Comercio de Cali. 

Si bien la industria es el tercer renglón de la economía del Valle del Cauca, después del sector financiero y de servicios sociales, comunales y personales, dentro del sector manufacturero el de confitería juega un papel relevante. El año pasado el sector confitero registró ventas por 1,5 billones de pesos, que equivalen a cerca del 2 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) del Valle del Cauca y generó, en el mismo periodo, 4.326 empleos en el área metropolitana de Cali.

“En este sector hemos identificado 16 empresas, principalmente en Cali, Palmira, Yumbo y Zarzal, de las cuales el 87 por ciento son grandes compañías, el 2 por ciento medianas, el 0,3 por ciento pequeñas y el 0,1 por ciento son micro”, explicó Pérez.

Dentro de las empresas más destacadas del sector se encuentra Colombina que, según datos entregados por la Cámara de Comercio de Cali, aporta el 59 por ciento del sector de confitería y “es la principal empresa manufacturera exportadora del segmento”.

Esta compañía alcanzó ventas totales por 1,7 billones de pesos, de los cuales 825.392 millones de pesos correspondieron al segmento de confitería. El 40,1 por ciento de esto último se comercializó en el mercado nacional y el restante en el externo. Dentro de las marcas de confitería, Bon Bon Bum se siguió consolidando en el mercado y logró reflejar el mayor crecimiento en los segmentos de bombones y en el de refrescantes.

Hay que decir que la compañía, que tiene más de 80 años, sumó el año pasado exportaciones totales por 224 millones de dólares, lo que la ubicó en el primer lugar en ventas externas entre las empresas de los clústers del Valle. Los productos de Colombina llegan a más de 70 países en el mundo, entre ellos Canadá, México, Guyana Francesa, Malí, India, Tanzania, Costa de Marfil, Nueva Zelanda y Madagascar, entre otros.

Una compañía que también cuenta con productos que aportan al sector de confitería en el departamento del Valle del Cauca es Harinera del Valle. Dentro de su portafolio están el brownie Mama-ía y las galletas Petitas, los cuales llegaron en el 2008. 

Se trata de una empresa vallecaucana, con más de 64 años de historia y cuyo primer producto fue la harina Haz de Oros, que justamente es una de las materias primas del brownie y las galletas. En la actualidad cuenta con 1.470 colaboradores, dentro de los cuales cerca de 1.200 corresponden a empleos directos.

Durante el 2017 esta firma registró ventas por 821.505 millones de pesos, de los cuales el 97,5 por ciento se vendió en Colombia y el porcentaje restante en el exterior. Los principales clientes de negocios internacionales de Harinera del Valle siguen siendo Costa Rica, Panamá y Chile. Sin embargo, también hay negocios en Ecuador, República Dominicana y Estados Unidos, entre otros.

Oportunidad y competitividad

Además de contar con la principal materia prima para los dulces, el Valle del Cauca ofrece a los empresarios del sector otros factores que ‘confabulan’ a su favor.

El hecho de contar con empresas del sector de empaques y gráficas, que son claves para la confitería, así como firmas de grasas y aceites y de edulcorantes, entre otras, son elementos que hacen atractivo al departamento.

“El Valle del Cauca es uno de los principales productores y el segundo mayor exportador de alimentos de Colombia. Es una importante plataforma productiva por la disponibilidad de diferentes materias primas e insumos. A esto se suma su ubicación estratégica, que le permite tener un fácil acceso tanto a los principales centros de consumo del país, como a los mercados externos a través del puerto de Buenaventura para las operaciones de comercio exterior”, señala Ana María Lancheros, gerente de Inversión del Sector Agroindustrial de Invest Pacific. 

Adicionalmente, el director de la Unidad Económica y de Competitividad de la Cámara de Comercio de Cali, Carlos Andrés Pérez, destaca el papel fundamental que, para el fortalecimiento del ecosistema, cumple la formación especializada que imparte la Escuela de Confitería y Dulcería del Sena, así como los programas de la Escuela de Ingeniería de Alimentos de la Universidad del Valle. 

“Esto impulsa la preparación de capital humano especializado, lo que se traduce en una ventaja competitiva para la industria”, destacó Pérez.

Los dulces que se exportan

El sector de confitería en el Valle del Cauca hace parte del clúster de macrosnacks, dentro del que, además, están las firmas de panadería, bebidas y lácteos, frituras, frutas y frutos secos, así como las de empaques, edulcorantes, molinería, aceites y grasas y saborizantes. En este clúster se han identificado 181 empresas localizadas en el Valle del Cauca y norte del Cauca.

Lo cierto es que el tercer renglón de exportación del Valle del Cauca son los artículos de confitería, cuya participación en la oferta exportable del departamento es del 7 por ciento, después de azúcar que representa el 14 por ciento de la torta y del café que tiene el 7,6 por ciento. 

En el 2017 las ventas externas de artículos de confitería, según cifras del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, llegaron a los 125,2 millones de dólares y en los cuatro primeros meses de este año alcanzaron los 41,2 millones de dólares. 

Venezuela, Ecuador, Estados Unidos, Haití, Perú, Chile, Bolivia, Puerto Rico, Jamaica y Emiratos Árabes Unidos han sido los principales mercados de exportación de las empresas que producen confitería en el Valle y que hacen parte del clúster de macrosnacks.

Bombones y confites, barquillos y obleas y galletas dulces han sido algunos de los productos destacados dentro de las exportaciones del sector.

Fuente:
El Tiempo
El Tiempo Bogotá D.C.