Sábado, 15 de junio de 2019
Temas de hoy
  • Movilidad
  • Bloqueos de vías
  • Obras de mitigación del riesgo
  • LGTBI
  • Obras de infraestructura

Periodistas... ¿secuestrados?

Publicado: Domingo, 19 de mayo de 2019  |  9:51 am
Gustavo García Vélez

Y que quede como advertencia este hecho, porque este lobo ya está mostrando las orejas... como las ha exhibido “el que sabemos” toda su vida. El tema parecería de poca monta y de pronto la Casa de Nariño saca un comunicado chimbo, diciendo que “fue a mis espaldas”.

El viernes pasado, el noticiero del medio día de TeleCafé -que se transmite desde Pereira- comenzó con una muy  enérgica protesta por el hecho de que a sus periodistas los mantuvieron encerrados en una habitación por más de cuatro horas, con escoltas en la puerta y al final les dijeron que el presidente, a quien pretendían entrevistar... no los atendería.

Así comenzó Chávez en Venezuela y así ha continuado Maduro. Hoy hay periódicos cerrados por falta de papel; noticieros clausurados por oponerse al régimen; periodistas exiliados para evitar su encarcelamiento; maquinación para obstaculizar el funcionamiento de las redes sociales. En fin: todo un montaje en contra de la libertad de expresión, que es la defensa del sistema democrático. Pero es que el grupo al que pertenece este señor siempre ha tenido ese tufillo fachista que, al igual que los comunistas, atentan contra las democracias en los países que los sufren.

Díganlo sino las chuzadas ordenadas por el extinto Das a las comunicaciones de quienes ese gobierno acusaba de terroristas, por el solo hecho de no estar de acuerdo con su represión a las ideas. O la imagen de loca peligrosa de una senadora cuando defiende a su patrón. O los insultos de otra a quienes protestan, con su famoso “estudien vagos”. De las manifestaciones del primo de Pablo Escobar en el senado; o del que se esconde detrás de noticias falsas desde Miami... da asco ocuparse. Todo este vaho hediondo tiene infectado a este gobierno. Y los recientes intentos por atentar en contra del proceso de paz -como el de las tales objeciones a las funciones de la JEP- no son más que la tapa... de esa olla podrida.

El aludido noticiero de TeleCafé ripostó publicando la última encuesta, que le da a este mandamás una impopularidad -un rechazo- de más del 60%. Aunque se montó en hechos rechazados por todos, como el vil ataque a la sede de la Policía en Bogotá o la inmigración de venezolanos que huyen del hambre en su país, esa maniobra... solo le duró un par de meses. Su imagen volvió a caer estrepitosamente. Que esto les sirva de experiencia a los periodistas de ese canal, que en los debates en el senado a las objeciones solamente entrevistaron a quienes están de acuerdo con ellas. Los lambetazos no siempre surten consecuencias favorables... para los que besan los pies del amo. “Una cosa son como candidatos y otra cuando son elegidos”, sentenció ese noticiero. Pero el nocturno, desde Manizales... no dijo ni pío.

Ejerzo por vocación y desde mi adolescencia el uso del castellano para decir lo que pienso. Recuerdo que en las clases de esa materia en el bachillerato siempre aprovechaba las oportunidades para eso. Ya adulto, decidí emplear los medios de comunicación que me lo permitieran para ejercer como comentarista público, que es una de las áreas de la comunicación social al igual que el periodismo, pero diferente a este. El periodista cuenta lo que otros dicen o hacen. Los columnistas damos nuestras propias opiniones sobre el acontecer social. Por eso expreso aquí mi pleno respaldo a esta protesta de todos los periodistas de ese medio.

Y que quede como advertencia este hecho, porque este lobo ya está mostrando las orejas... como las ha exhibido “el que sabemos” toda su vida. El tema parecería de poca monta y de pronto la Casa de Nariño saca un comunicado chimbo, diciendo que “fue a mis espaldas”, lo que parece ser la excusa tonta -las patas de la sota- de los que creen que la opinión pública en nuestro país... es igual de pendeja.

Coletilla 1: Recuerdo haber visto hace unos meses -creo que por Noticias Uno- la grabación que hicieron en la casa de Santrich sobre la supuesta entrega de dineros en convenio para exportar cocaína. Y ahora aparece la “chiva” de la Fiscalía entregando la misma, pero con audio. Me pregunto: ¿los magistrados de la JEP no ven los noticieros de televisión? Por qué no pidieron en su momento esa “prueba” que, entre otras cosas, fue hecha con ayuda de gringos... sin autorización de la justicia colombiana. Y la renuncia del actual Fiscal General de la Nación no es más que un pretexto para evadir lo que le viene pierna arriba: las investigaciones sobre su participación -directa o indirecta- en la corrupción de Odebrecht. Sus ganas de ser candidato a la presidencia de la república también se le notan.

Coletilla 2: El senado de la república aprobó en último debate el proyecto de ley que convierte a las Regiones en entidades territoriales (RET) con plena autonomía y no solo como unidades administrativas (RAP), que fue el primer paso. Está para la sanción presidencial y sorprende que ningún medio haya dicho nada sobre esto, que modifica sustancialmente la administración pública. Deben estar muy contentos los costeños, que desde la Constituyente del 91 reclamaron siempre eso para todas las diferentes partes en nuestro país. Colombia es ya, pues, un País de Regiones. Y empieza a oírse el réquiem -y no será precisamente el de Mozart- por los actuales inútiles departamentos.

Coletilla 3: El más opcionado para ser alcalde de Cartago, Benjamín Agrado, me envió este mensaje: “Que el Todopoderoso nos acompañe para darle a mi ciudad natal y por ende a todos mis coterráneos un futuro lleno de oportunidades, con una ciudad diferente donde se pueda apreciar el verdadero progreso y que nos posicione efectivamente como la capital de la Provincia del Norte del Valle”. Me siento interpretado con esta última afirmación.

Gustavo García Vélez | CiudadRegión

Nota aclaratoria: las opiniones de los columnistas son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.