Martes, 18 de junio de 2019
Temas de hoy
  • Corrupción
  • Alcaldía de Cartago
  • Habitantes de la calle
  • Servicio de salud
  • Adultos mayores

Por “culiprontos”

Publicado: Domingo, 31 de marzo de 2019  |  8:31 am
Gustavo García Vélez

Una de las puertas que parece se está abriendo paso para salir con dignidad de ese enredo, es repetir ese referéndum y ponerle especiales condiciones para que refleje la verdadera voluntad de todos los ingleses, galeses, escoceses e irlandeses del norte.

La escritora Marguerite Yourcenar en “Memorias de Adriano”, pone en boca del emperador romano este párrafo hablando de Bretaña: “En Plutarco había leído una leyenda de navegantes acerca de una isla situada en los parajes vecinos al Mar Tenebroso, donde los Olímpicos triunfantes habrían confinado siglos atrás a los Titanes vencidos. Aquellos grandes cautivos de la roca y la ola, eternamente flagelados por un océano insomne, incapaces de dormir pero soñando sin cesar, seguirían oponiendo al orden olímpico su violencia, su angustia, su deseo perpetuamente crucificado”.

Tal vez es por esto que los griegos llamaron “La Pérfida Albión” a lo que hoy es Gran Bretaña, creando el mito de que van en contravía de los mandatos del continente europeo. Claro que ellos se ayudan: ruedan por el carril izquierdo... con el timón del vehículo a la derecha. Impusieron antes que el resto el concepto de la Carta Magna, documento arrancado a la brava por la nobleza a la monarquía, en discusiones efectuadas en una mesa redonda, sin cabecera, para dar a entender que ninguno tenía primacía sobre los demás, ni siquiera -y menos- el rey. (Buen consejo para poner en práctica en la minga indígena que sufrimos por estos días en Locombia).

Por una exigua mayoría del 2%, decidieron en un referéndum salirse de la Comunidad Europea, organismo creado para hacer de ese continente una verdadera potencia mundial, igual a Estados Unidos, Rusia o China. Y llevan meses haciendo el ridículo, pues... ni se quedan ni se van. A la primera ministra, una opaca señora que por arte de birlibirloque llegó a ese cargo (ni punto de comparación con Margareth Thatcher, de su mismo partido y que duró once años en el poder), solo le falta entrar de rodillas al parlamento inglés, para que le aprueben su plan y salirse de la organización europea. (¿Eso hará “yomellamo” para que le paren bolas a sus objeciones a la JEP?).

Una de las puertas que parece se está abriendo paso para salir con dignidad de ese enredo, es repetir ese referéndum y ponerle especiales condiciones para que refleje la verdadera voluntad de todos los ingleses, galeses, escoceses e irlandeses del norte, pueblos que entre todos conforman lo que se llama Gran Bretaña. Es que, por no haber establecido previamente estas reglas -por culiprontos-, se ha dado lo que acontece: el oso más peludo en toda la milenaria y gloriosa historia de la Pérfida Albión. Ni resucitando a James Bond, el agente 007, lograrán volver a tener la imagen de antes. (Los fachos que creen haber arrasado con el proceso de paz en Colombia, porque el “no” obtuvo el 0.42% de mayoría sobre el “sí”, tienen ahí un ejemplo a seguir porque... también se les está desinflando ese globo).

Y qué noticia: mientras escribo este artículo, acabo de oir la andanada que Trump dijo en contra de “su muchacho”, el presidentico nuestro, a quien recibió en la Casa Blanca con todas las garantías, hasta de tapete rojo, aunque la esposa del invitado como que no le creyó porque... llegó con chaleco antibalas; o al menos eso pareció su traje. Dijo el gringo que “su” socio no ha cumplido la promesa de mermar el envío de drogas sico-trópicas a USA y que, por el contrario, eso ha aumentado durante los meses escasos de su gobierno. (Muy bueno, para que deje las rodilleras que ha mostrado y demostrado desde que llegó al poder).

La Yourcenar agrega, en la voz de Adriano, que: “En aquel mito situado en los confines del mundo volvía a encontrar las teorías filosóficas que había hecho mías: cada hombre está eternamente obligado, en el curso de su breve vida, a elegir entre la esperanza infatigable y la prudente falta de esperanza, entre las delicias del caos y las de la estabilidad, entre el Titán y el Olímpico. A elegir entre ellas, o a acordarlas alguna vez entre sí”. Lo lógico, claro, es esto último. “Trial and error”, es otro lema inglés: ensayo y equivocación. Tantear las posibilidades que se vayan presentando. Lo que López Michelsen llamó el “chamboneo”... que es bien diferente al “culiprontismo”.

Coletilla 1: No escucho ni veo los noticieros locales y por lo tanto me entero de las nuevas de Cartago en las tertulias, que son mucho más detalladas. Me dicen, por ejemplo, que las candidaturas a la alcaldía ya se cuentan por decenas y de los nombres mencionados solo conozco a dos. De los demás... no sé de qué color tienen los ojos. Pero, claro: en esta columna se analizarán todas las propuestas, con la condición de que estén plasmadas en los respectivos programas de gobierno, porque hay que tener en cuenta que se vota no solo por un nombre, sino por el programa que debe ser inscrito al momento de hacerlo con la candidatura. Espero que me hagan llegar esos documentos. “Lualma” me informó hace dos años que esta columna tenía 850 visitas. ¿Sirve para orientar?

Coletilla 2: Pero sí oigo las cadenas nacionales y en los informes de los municipios vecinos que las enlazan escuché que Avianca acabó con los vuelos de Pereira a Nueva York, vía Miami. Parece que el “tanteo” de esas posibilidades confirmó que no hay gente o aviones suficientes. ¿“Culiprontos”? En Cartago algún columnista tituló “A volar joven”, cuando anunciaron una de las tantas aperturas de nuestro aeropuerto... que volvieron a cerrar a los pocos meses. A propósito: ¿por qué Aerocivil informa a veces que Santa Ana está cerrado? Así ha permanecido casi siempre, porque ahora... es solo parte de los juguetes de los aspirantes a ser pilotos.

Gustavo García Vélez | CiudadRegion

Nota aclaratoria: las opiniones de los columnistas son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.