Columnistas

A la música olvidada

El Norte del Valle del Cauca, le ha aportado mucho a la cultura de Colombia a lo largo de los siglos. Se podrían llenar páginas enteras sobre esos aportes culturales de nuestra región, pero podríamos detenernos solo en aquellos artistas que llevaron la música hasta los más importantes escenarios del país y del mundo.

Un primer capítulo exclusivo, sería inevitable para la gran figura y el más importante referente de la música andina Colombiana, el maestro Cartagüeño Pedro Morales Pino, quien definió en términos musicales, cómo se componían los bambucos. Su trabajo lo llevó a viajar por Colombia y por Centroamérica con su conjunto musical La Lira Colombiana, en una época en que un viaje de esos debió ser una épica travesía. Su presencia en la música Colombiana se reflejó con amplitud, en la escena nacional e internacional, y fue el principal referente de otros grandes compositores de bambucos, de valses y de pasillos de todo el país. ¡Cómo no recordarlo!

En otro capítulo, el de la música tropical, podemos recordar, escuchar y bailar las canciones de distintos grupos musicales, quizá el más entrañable cantante de música tropical fue el médico Cartagüeño Hernán Rojas “la gran voz de la cumbia”, quien inició su carrera musical en Argentina con el grupo Los Wawancó, y posteriormente, ya en Cartago, creó el grupo Los Warahuaco, la famosa agrupación musical con la cual recorrió el mundo y llevó la música tropical hasta Europa y Japón. Su legado perdura en todas las discotecas y fiestas de cualquier lugar del país.

En este mismo capítulo, hay que mencionar al grupo de salsa La Sabrosura que en los años ochenta, nos puso a bailar con temas que aún son cantados y bailados en toda rumba que se precie de la buena música bailable. Lastimosamente, su cantante líder, Hugo Alberto Zapata, murió muy joven en un accidente de tránsito, truncando una carrera que se vislumbraba arrolladora.

Pero, no solo tenemos música tropical en el Norte del Valle del Cauca, también nuestros artistas incursionaron con fuerza en la balada romántica. Esperanza Acevedo Ossa o la famosa Vicky, nacida en Ansermanuevo, fue la más importante cantante de baladas en Colombia en los años sesenta y setenta, y sus canciones se escuchan permanentemente en las emisoras románticas del país.

Igualmente, se debe mencionar a Guillermo García Ocampo, Billy Pontoni, quien al igual que Vicky, participó en el Club del Clan y fue animador de primer orden, de la balada romántica Colombiana. Sus canciones traspasaron las fronteras y son una herencia muy valiosa, no solo para el Norte del Valle del Cauca, sino para Latinoamérica entera.

Se deben pedir disculpas por no mencionar a todos y cada uno de los grandes artistas musicales de nuestra región; en la actualidad, son muchos los compositores, arreglistas, músicos y cantantes del Norte del Valle del Cauca, que siguen demostrando la inmensa calidad de nuestra música a nivel nacional e internacional.

En una época en que se le vende a la juventud, música enlatada saturada de sonidos computarizados, que sumergen a nuestros niños y adolescentes, en mensajes cargados de vulgaridad y estupidez, debemos recordar a nuestros grandes exponentes de la música, enseñarles a nuestros niños y jóvenes que existe otra música, que no todo lo que se escucha en emisoras, o canales dirigidos a los jóvenes, es música que merezca ser escuchada, es nuestro deber fomentar un sano criterio estético, que les permita respetar el legado histórico de nuestro pasado. Esta es una tarea que se debe hacer desde la familia y desde la academia, porque a la industria musical solo le interesa vender, vender y vender.

Se debe volver a nuestra cultura, se debe rescatar el pasado, no debemos olvidar de dónde venimos. Nuestro Norte del Valle del Cauca, futuro Departamento de Quimbaya, debe mantener viva la tradición musical de nuestros ancestros.

Nota aclaratoria
Las opiniones de los columnistas son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.

icon-newsSíguenos: Entérate de las noticias de CiudadRegion en Google News

Iván Dario Villegas Castañeda

Egresado de la IE Indalecio Penilla en 1989. Licenciado en Español y Literatura. Comunicador social. Actualmente estudiante de Especialización en Edumática de la UCP Docente de lengua castellana en distintas instituciones educativas de Cartago, La Virginia y La Celia. Coordinador en varias instituciones de Pereira y Cartago. Actualmente coordinador en la IE Manuel Quintero Penilla. Escribo poesía, letras de canciones, cuentos y artículos de opinión. Partidario de la creación del departamento del Norte del Valle del Cauca y de su integración a la región del Eje Cafetero. Blog personal: manifiestopaisa.blogspot.com

Deja tu comentario

Cerrar