Columnistas

Alguien miente

Que nunca las cosas son en blanco y negro, que hay diferentes tonos de grises y puntos de vista distintos según el ángulo desde el que se mire, son argumentos conocidos desde que, en el Renacimiento originado en la Italia de los Médicis, los artistas reencontraron las verdades que los griegos ya habían descubierto siglos antes. La Alta Edad Media las ocultó en los monasterios, porque el dominio de los turcos del mar Mediterráneo impidió su pervivencia por centurias. Hay que leer a Henri Pirenne para entender este fenómeno sociológico.

Por eso, se pueden aceptar las explicaciones de los estudiantes para justificar sus marchas: que el gobierno les ha incumplido los acuerdos a los que se llegó hace meses. Pero también, lo que responde la ministra: que el presupuesto para la educación es el más alto en la historia de Colombia y que permanentemente se reúne con rectores, estudiantes y profesores para concretar estos asuntos… tintico incluido ¿Alguien miente?

Que misiá Aída Merlano es una pobre muchacha de estrato dos que, con su hermosa sensualidad, cautivó a un viejo verde entregándole sus favores a cambio de una buena porción del poder político que este detenta, para favorecer a los congéneres de su misma clase social. O que no, que es una simple arribista, lógicamente mareada por las alturas a las que llegó… y desde las que cayó. ¿Alguien miente?

Que la extrema derecha en Colombia es víctima de los castro-chavistas y que su máximo líder es un señor incomprendido, al que no le quieren reconocer esos bandidos su portentosa inteligencia y sus verdades reveladas desde los arcanos más ocultos. O que, por el contrario, es un protector del paramilitarismo y un mentiroso redomado, que usa un día sí y otro también falsas noticias como cortinas de humo para esconder sus artimañas. ¿Alguien miente?

Y que los payasos que lideran los gobiernos en Estados Unidos e Inglaterra son solo eso: unos avivatos que llegaron al poder en sus países con procedimientos torcidos y no solo para divertir a sus conciudadanos. Que no, que son unos iluminados que ven más allá de la nariz y que su labor es profética, señalando caminos que el resto de los pobres mortales no ven. ¿Alguien miente?

Que los kurdos son una manada de terroristas que atentan contra la soberanía y la seguridad de Turquía y que, por eso, este país está en todo su derecho para defenderse de ellos, arrasándolos donde estén, así sea en otro país como Siria. O que, como se comprueba históricamente, es un pueblo de cultura muy fuerte, que no se ha dejado arrasar, desaparecer por los gobiernos de las naciones en las que fueron repartidos, divididos a la brava sus millones de integrantes, por acuerdos debajo de la mesa entre las potencias que ganaron la Segunda Guerra Mundial, en vez de crear un Kurdistán independiente y único que los albergara por completo. ¿Alguien miente?

Que este 12 de octubre se cumplió un aniversario más de la invasión de unos bárbaros genocidas a estos territorios, acabando con finas y prometedoras culturas -como mayas e incas, pero no la chibcha- e imponiendo su religión, idioma y costumbres por estos lares. O que hay que interpretar esa historia en el contexto de la época en la que ocurrieron estos hechos, poniéndonos sus zapatos. Que el producto final fue un buen mestizaje, por el cual hoy podemos estar mejor que si hubiéramos esperado a ver qué pasaba con el lento desarrollo de las culturas autóctonas. ¿Cuál es la verdad?

Que España tendrá un gran salto hacia el futuro con un gobierno consolidado y estable del PSOE liderado por Pedro Sánchez -quien ya ha demostrado y confirmado que tiene el favor de la gran mayoría de los españoles- con su propuesta de meter de lleno a esta nación en la Europa contemporánea, reafirmando así su centenario papel en la historia de ese continente. O que este señor es un promesero incapaz de concretar sus propuestas. ¿Quién miente?

Que este gobierno nacional de Colombia está enderezado al mejor de los futuros, contando con el respaldo de la gran mayoría de los ciudadanos. O que es un despelote con ministros ineficaces que dan bandazos como jugando billar, o no se ponen de acuerdo entre sí; o, lo que es peor, yendo en contravía de lo que su jefe ha dicho en público ¿Quién tiene la verdad?

Que Pablo Picasso fue un genio que acabó con la desueta perspectiva única y real heredada de los griegos y adentró a la cultura occidental en la modernidad, que esas visiones simplistas impedían y que, de pronto, con su relativismo pictórico iluminó al mismo Einstein para concebir su teoría de la relatividad. O que no, que fue un simple caricaturista con su mirada desde muchos puntos de vista en una sola pintura. ¿Cuál es la verdad?

Coletilla: Lo que sí es incontrovertible, una verdad de a puño, es que hay una mano negra en contra de la candidatura a la alcaldía de Cartago del mejor de los aspirantes: el ingeniero Benjamín Agrado Restrepo. Con argumentos falaces, la autoría intelectual de quien ya habla todo el mundo, la cooperación pagada del que hizo el mandado y, tal vez, la complicidad de alguien situado muy adentro del Consejo Nacional Electoral se quiso impedir su participación en las próximas elecciones, alegando un inexistente impedimento. Y lo que es peor, muchísimo más grave: violándole el debido proceso, que es un derecho fundamental de todo ciudadano y, por lo tanto, tutelable. Pero las cosas se están aclarando y esa verdad -que es el favorito de la gran mayoría de los cartagüeños- se está sintiendo ya en el ambiente. No hay mal que por bien no venga, decían los abuelos y la gente se está solidarizando con él, confirmando aún más lo que ya se sabía, por elemental pero muy fuerte sentimiento de justicia.

Nota aclaratoria
Las opiniones de los columnistas son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.

Gustavo García Vélez

Cartagüeño raizal, bachiller del colegio Liceo Cartago, egresado de la Facultad de Derecho de la Universidad Libre, ex concejal liberal de Cartago, comentarista público desde hace más de 30 años en medios impresos y radiales.

Deja tu comentario

Botón volver arriba

Adblock detectado

Por favor considere apoyarnos deshabilitando su bloqueador de anuncios.