Columnistas

En Hora Buena

Estupendo, contundente, oportunísimo, el informe de la Fiscalía sobre el reclutamiento de menores, por parte de las FARC, en momentos en que miembros voceros de este partido político, negaron el hecho ante la JEP.

¡Qué completo el informe! …con que celeridad y eficiencia salió al paso, el Fiscal General de la Nación, para desmentir con pruebas fehacientes a quienes negaron que esto hubiera ocurrido en las milicias de las FARC; aunque, obviamente, es algo que nadie se traga.

Estamos los colombianos muy complacidos con esta actuación del Fiscal, sobre todo porque es algo que nos da gran confianza, en que ahora sí estamos ante un funcionario que cumple cabalmente con su deber de señalar y acusar con pruebas, a todos aquellos que delinquen y pretenden pasar de ‘agache”, ante la ley y la sociedad colombiana.

Qué tranquilidad nos brinda el señor fiscal, a los ciudadanos ¡Que tiemblen los delincuentes de cuello blanco, porque ha llegado el fin de la corrupción administrativa!

Que se tenga fino todo aquel que se haya valido de altos cargos políticos para abusar del poder y violar la ley

Es un alivio saber que tenemos un funcionario consciente y valeroso, que hará cumplir las leyes y no dejará impunes los delitos cometidos contra la constitución y la sociedad. Es seguro que todo aquel que haya participado en narcotráfico, paramilitarismo y asesinatos selectivos, de testigos, líderes sociales y excombatientes acogidos a la amnistía, recibirá su castigo.

Satisfecho está el pueblo colombiano al saber que el señor Barbosa, haciendo gala de esa presteza demostrada, utilizará todas aquellas pruebas abrumadoras que reposan en los innumerables archivos del ente acusador, para probar los gravísimos delitos de aquellos ciudadanos que vienen gozando de impunidad, a pesar de las evidencias aplastantes que los condenan.

Que bueno que este hombre tan eficaz, no se hará, cínicamente, el de la ‘oreja mocha’ ni el de la ‘vista gorda’, ante las pruebas palpables e incontestables que circulan en las redes sociales, y mucho menos ante aquellas que desde los archivos lanzan alaridos de indignación, que traspasan los muros del búnker de la Fiscalía General de la Nación.

¡Enhorabuena Colombia ¡

Nota aclaratoria
Las opiniones de los columnistas son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.

icon-newsSíguenos: Entérate de las noticias de CiudadRegion en Google News

Diego Matís

Soy natural del eje cafetero, nací justo en la época en que se suscitó, en el mundo, un nuevo orden social. He vivido en Cartago, desde el tiempo de sus últimas casitas con techo de paja, hasta el tiempo presente, con sus más modernos edificios. Mi espíritu es a sus calles, como las aguas de la 'Vieja' son a su cauce. Fui periodista en mi juventud. Laboré en medios locales y de la capital del Valle, lo mismo que en noticieros radiales de Risaralda. Me especialicé en la modalidad de crónica y reportaje. He escrito cuentos cortos y poemas que publicaron revistas culturales de la ciudad. Actualmente me dedico a la enseñanza del ajedrez competitivo, entre los jóvenes del municipio, al tiempo que trabajo en un proyecto que busca, mediante la fotografía ilustrativa, dar mayor énfasis a la imagen poética.

Deja tu comentario

Cerrar