Columnistas

Los Peláez de Aranzazu

Me ha invitado Don Jorge William Duque Zuluaga, director creativo de “Aranzazu al día”, a que escriba para esa página lo relacionado con mi investigación genealógica, porque tiene cercanías con la historia a la que ese medio se dedica. Este fue el resultado de nuestro diálogo por la noticia de que al teatro “Peláez” de aquel municipio no se le puede cambiar el nombre, porque la familia donante exigió eso en condición escrita. Le pregunté sus apelativos… y allí comenzó este contacto.

Mi interés radica en que mi abuela paterna -nacida en Aranzazu- se llamó Susana Arcila Peláez y era bisnieta de Gabriel Peláez Vélez, uno de los cofundadores de este municipio junto con su hermano José Miguel, en 1853. Esto yo no lo sabía y entonces entré a familysearch para buscar otros descendientes de mi antepasado Gabriel y de su esposa María Magdalena Gil Cano. Y encontré una muy buena información que quiero compartir con todos los aranzazitas, aprovechando la amable invitación del señor Duque Zuluaga.

Ya hacía años que la búsqueda de la partida de bautismo de mi abuela se había convertido en casi una odisea. La tradición oral -las conversaciones con mi padre, quien no alcanzó a conocerla porque murió cuando él tenía un año- decía que había nacido en Salamina, Caldas y que murió en Circasia, hoy Quindío. Mis tías Etelvina y Waldina, hermanas mayores de mi papá -él fue el menor de 14 hermanos- que sí la recordaban me la habían descrito (no hay ninguna foto) cuando yo era adolescente. En este proceso buscando a mis antepasados, decidí hacerlo con ese documento. Pregunté telefónicamente. Buscaron… y nada, no apareció.

Le dije a un amigo que tiene también el apellido Arcila: Mi abuelita debió de haber sido una marciana o llegó del planeta “Kriptón” con Supermán, porque no aparece su nacimiento por ninguna parte. Voy a tener que poner un aviso que diga: “nietecito muy compungido busca a su abuelita perdida”. Me pregunté: ¿Cómo es posible que mientras encuentro mis ancestros cartagüeños hasta el siglo 16, no pueda conseguir la partida de nacimiento de mi abuela paterna, que es del siglo 19? Y con la constancia -la terquedad- paisa, decidí terminar lo que había empezado. “Aparece porque aparece”. Pero… nada de nada. 

Medio berraco ya, decidí aceptar el consejo que me dio el mismo amigo: “¿Por qué no pregunta en Aranzazu? Dicen que esa es la cuna de los Arcila”. Y el lunes 31 de agosto de 2009 llamé. “Déme los datos y el miércoles le respondo”. Lo hice el día que me había dicho. “A mí no me dijeron nada, señor, pero repita cómo se llamaba la señora, más o menos el año de nacimiento, sus padres y llámeme en media hora, que con mucho gusto yo busco”. Y al rato: “No señor, no aparece. Encontré a una María Josefa Arcila, con padres y abuelos parecidos. Pero déjeme a ver yo vuelvo a buscar”.

Al otro día, jueves 3 de septiembre, abrí mi correo electrónico y encuentro uno de Elizabeth Salazar Noreña, la empleada que estaba haciendo el reemplazo, que decía: “Encontré a Susana”. Arrozudo, casi frenético, lo abrí y sí: allí estaban los datos del nacimiento de mi abuela Susana -nuestro país tenía el nombre de Estados Unidos de Colombia- la madre de mi padre, que estaba yo buscando desde hacía años. Le respondí a la amiga (una persona que me hace semejante favor, ya es mi amiga) solicitando unas precisiones y datos adicionales.

Conocí a Aranzazu cuando tiempo después viajé con dos primos hermanos García y obtener la copia del registro de nacimiento de mi antepasada. Me llamó la atención la amabilidad de sus gentes, que respondieron casi con afecto a las preguntas que les hicimos. Vino luego la búsqueda en familysearch de la que hablo al comienzo, utilizando los nombres de los abuelos de Susana, que yo desconocía hasta ese entonces. Y esto fue lo que encontré:

Gabriel y José Miguel eran hijos de Manuel Ignacio Peláez Sánchez y Joaquina Vélez Uribe, de quienes ignoro en dónde nacieron. Fueron seis los Peláez Vélez encontrados -de los cuales tres nacieron en Pácora- bautizando a sus hijos en Aranzazu: Isabel, José Miguel, Josefa María, Gabriel, Mariana y Teresa Peláez Vélez. De ellos,  cuatro contrajeron matrimonio con hermanos de apellidos Gil Cano, hijos de Julián y María Ignacia: los dos primeros y la última, además de mi antepasado. José Miguel, el hermano de Gabriel, no tuvo hijos varones y fue, con Antonio María Peláez (seguramente un pariente) cofundador de Pácora en 1832, tal como dice su monografía. 

Me dediqué a buscar en detalle los hijos de Gabriel y María Magdalena, además de Juliana, la abuela de Susana Arcila Peláez, mi abuela paterna. Ellos fueron nueve: Francisco Antonio, Félix María, Josefa María de los Dolores, Cresencia, Juliana, Ana María, Gregoria, Manuel Antonio y María Dolores, de los cuales hallé que los cuatro primeros y Gregoria nacieron y fueron bautizados en Pácora. No encontré en dónde nació Juliana, quien parece haber sido la mayor. Y también, de aquí en adelante me dediqué a encontrar los hijos de ella en sus dos matrimonios, todos nacidos y bautizados en Pácora (Colombia se llamaba La Nueva Granada), entre ellos mi bisabuela María Cristina, quién casó con Pedro María Arcila Arcila, nacido en Rionegro -Antioquia-, padres de Susana. Ella se casó con Simón García Arango, nacido en Abejorral como todos sus hermanos.

Ya entienden ustedes (¿ puedo llamarlos paisanos ?) el porqué de mi afecto por Aranzazu, la cuna natal de mi abuela. Cómo me gustaría encontrarme con esos parientes Peláez y Arcila. Y que, “empronto”, alguno tenga una fotografía de mi abuela Susana, cosa difícil porque es posible que a finales del siglo 19 los fotógrafos ya hubieran llegado a Manizales… pero no creo que hasta los pueblos del norte de Caldas.

ARANZAZU, cuna de mi abuela paterna Susana Arcila Peláez. Este municipio caldense está ubicado donde habitaron los Carrapas, tribu con lenguaje diferente al de los Quimbayas. Fue encomienda de mi antepasado, el Maestre de Campo Marcos De la Yuste Ramos, entregada a él por el Oidor Lesmes de Espinosa Saravia el 21, 01, 1608. Testigos: Francisco Vélez, Alguacil Mayor y Francisco Ramos. Escribano: Miguel Pérez de los Ríos.

Nota aclaratoria
Las opiniones de los columnistas son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.

icon-newsSíguenos: Entérate de las noticias de CiudadRegion en Google News

Gustavo García Vélez

Cartagüeño raizal, bachiller del colegio Liceo Cartago, egresado de la Facultad de Derecho de la Universidad Libre, ex concejal liberal de Cartago, comentarista público desde hace más de 30 años en medios impresos y radiales.

Deja tu comentario

Cerrar