Columnistas

Manifiesto Norteño

“No hay nada más fuerte… que una idea cuyo tiempo ha llegado”

Quienes suscribimos este documento, en nuestra calidad de alcaldes, concejales, directores de gremios y entidades cívicas, líderes comunales de los dieciocho (18) municipios tradicionalmente considerados como nortevallecaucanos, a saber: Alcalá, Ansermanuevo, Argelia, Bolívar, Caicedonia, Cartago, El Águila, El Cairo, El Dovio, La Unión, La Victoria, Obando, Roldanillo, Sevilla, Toro, Ulloa, Versalles y Zarzal y con base en las siguientes:

CONSIDERACIONES:

1ª.- Esta parte del departamento ha tenido, desde las épocas de la conquista y la colonia, fuertes características que la diferencian de su entorno, como por ejemplo: a) fue asiento de la cultura quimbaya, diferente de los calimas del centro del departamento; b) fue su descubridor el español Jorge Robledo, ajusticiado por Sebastián de Belalcázar, fundador de Cali, precisamente por la fundación de Cartago; c) ha recibido masiva inmigración antioqueña a finales del siglo 19 y comienzos del 20, que motivó la fundación de todos los municipios cordilleranos y que cambió para bien su identidad cultural.

2ª.- Cartago, capital natural del Norte del Valle, es considerada como la madre de todo el centro-occidente colombiano, porque en su otrora inmenso territorio fueron fundados otros municipios desde finales del siglo diecinueve, tales como Pereira, Santa Rosa de Cabal, Armenia y los de este norte, con excepción de Toro.

3ª.- Desafortunadamente, a comienzos del siglo veinte fue constituida como capital del recién creado departamento del Valle del Cauca la ciudad de Cali, que queda en la “otra punta del cuerno”, a 200 kilómetros y que ha desconocido las realidades propias de nuestro Norte. La clase dirigente del Valle del Cauca, casi toda oriunda de esa ciudad, ha demostrado que nos desconocen y que no les importa nuestro presente y, mucho menos, nuestro futuro.

4ª.- El Norte del Valle mantiene muy sólidas relaciones socio-económicas y culturales con el denominado Eje Cafetero, al cual de hecho pertenecemos, pues el principal soporte económico de la mayoría de nuestros municipios ha sido el cultivo del café. Inclusive Cartago, donde no se produce este grano, es la capital nacional de la trilla, pues hasta acá llegan los miles de arrobas desde los municipios cordilleranos. El Parque de Bolívar de Cartago dista tan solo 4 cuadras no solo del municipio de Pereira, sino del departamento de Risaralda. Es necesario crear mecanismos administrativos que nos incluyan de derecho en la que será la Gran Región del Eje Cafetero, constituida por Caldas, Quindío y Risaralda, incluido, por las razones aquí expuestas, nuestro Norte del Valle. Solo así podríamos participar en los planes de desarrolloque desde ya proyectan nuestros vecinos.

5ª.- Que el proceso de descentralización política, administrativa y fiscal, en la actualidad se encuentra estancado, por obra y gracia de la desidia y el criterio centralista con los que desde Bogotá se mira a las diferentes partes de Colombia.

6ª.- Que desde hace más de treinta años se ha intentado la creación de Provincias, que serían la unión de varios municipios en una entidad territorial para la búsqueda de la solución a los problemas comunes entre ellos, como lo son la construcción y atención pronta de las vías terciarias con maquinaria compartida, los acueductos intermunicipales, las plantas colectivas de tratamiento de basuras, universidad pública, etc. El doctor Jaime Castro dijo en ese entonces que “las Provincias están ahí, a la vera del camino” y el ex Presidente Carlos Lleras Restrepo habló de “la necesidad de la reaparición institucional de las antiguas Provincias”.

7ª.- En la Constitución de 1991 se aprobó la creación de Provincias al interior de los departamentos, como sustitución de las Asociaciones de Municipios. Inclusive el artículo que contemplaba esas asociaciones fue eliminado de la nueva Constitución, lo que indica que el espíritu de los constituyentes fue el de que reaparecieran las Provincias en el ámbito administrativo de la nación.

8ª- Desafortunadamente también, han pasado 26 años y la Ley de Ordenamiento Territorial, ordenada por la Constitución de 1991 y sancionada por el presidente Santos en Cartagena después de más de 18 proyectos de ley, no contempla mecanismos efectivos y expeditos que hagan posible esa creación de las Provincias.

Foto satelital Norte del Valle, Risaralda, Quindío y Caldas.

MANIFESTAMOS

1º.- Que solicitamos, de manera respetuosa pero enfática, al presidente de la República que le de un nuevo y definitivo impulso al proceso de descentralización política, administrativa y fiscal, tan decaído en los actuales momentos.

2º.- Para esos efectos, consideramos que debe presentar a consideración del Congreso proyectos de ley y de reforma constitucional que contemplen la creación obligatoria de Provincias en los departamentos que así lo ameriten, por su extensión territorial y su población.

3º.- Que las Provincias una vez creadas sean convertidas en círculos para la elección de los representantes a la Cámara, dos por cada una y otros más adicionales de acuerdo con la población de cada una de ellas. Es esta la mejor manera de conseguir una mayor y mejor descentralización política, abriendo nuevos espacios a la participación de los ciudadanos, lo que sin duda también ayudaría a la consolidación del proceso de paz.

4º.- Que tanto los planes de desarrollo de los departamentos, como sus presupuestos, sean presentados, discutidos y aprobados por Provincias, atendiendo así las necesidades propias de las partes de ellos diferentes a las capitales y sus zonas de influencia.

5º.- Que debe de existir una suficiente transferencia del fisco nacional a los de las Provincias, como avance en el proceso de descentralización fiscal, para la efectiva y pronta solución de los problemas intermunicipales.

6º.- Cada Provincia deberá tener sus propias autoridades administrativas, en donde tengan representación con voz y voto los alcaldes y los presidentes de los concejos de los municipios que integren cada una de esas Provincias. Serán esas autoridades provinciales las que determinarán hacia que proyectos intermunicipales van los recursos obtenidos.

7º.- Reclamamos para nuestra futura Provincia la calidad de piloto, de prototipo para todo el país, colocándola como ejemplo y campo de experimentaciones en esta nueva etapa administrativa que le proponemos con este Manifiesto a todo el país.

Con la seguridad de estar contribuyendo con estas propuestas al avance de la descentralización política, administrativa y fiscal, suscribimos este “Manifiesto Norteño”.

(Documento redactado el 21 de mayo de 2015 para una reunión de alcaldes, concejales, directores de gremios y entidades cívicas y líderes comunales de los 18 municipios norteños. Nunca se logró efectuar ese acto y este escrito tampoco llegó a firmarse. ¿Es hoy el momento para hacerlo?)

icon-newsSíguenos: Entérate de las noticias de CiudadRegion en Google News

Gustavo García Vélez

Cartagüeño raizal, bachiller del colegio Liceo Cartago, egresado de la Facultad de Derecho de la Universidad Libre, ex concejal liberal de Cartago, comentarista público desde hace más de 30 años en medios impresos y radiales.

Deja tu comentario

Cerrar