Vida

La importancia de los colores para nuestro bienestar mental

Conforme a un estudio en el comportamiento humano, el color genera un importante impacto en la mente y desempeña un factor clave en la manera en que se canaliza la energía, así como también nuestra forma de pensar y razonar.

Es por ello, que escoger una gama de colores conveniente para el ambiente es importante, dado que una elección errónea podría causar que un cuarto que posee potencial para lucir excelente, se transforme es un espacio totalmente incómodo.

Por tal motivo, a la hora de escoger tenga presente el mensaje detrás del color. Puesto que, genera un fuerte impacto en la mente humana; de modo que al poseer la combinación adecuada en la decoración de su interior, podrá transmitir una sólida percepción de su estilo y personalidad. 

En líneas generales, los colores suelen ser clasificados en dos categorías. Matices cálidos como el rojo, naranja y amarillo, potenciando el espacio o matices fríos como el azul, el verde o el morado, que otorgan una sensación serenidad al cuarto.

Sin embargo, no solo basta con el color, sino también la tonalidad es importante. Puesto que el color actúa de forma distinta en el momento que es alterado bajo diversos aspectos como la luminosidad y la sobreabundancia.

De acuerdo con los especialistas en pintura y recubrimiento de Invesa, aseguran que las gamas más claras crean la sensación de amplitud y oxigenación en un cuarto, mientras que las tonalidades más oscuras dan una apariencia elegante y de mayor intimidad.

Aun así, el color continúa dependiendo del gusto y la naturaleza del habitante, no obstante, siempre es importante tener en cuenta la finalidad en la que va a ser empleado el cuarto, donde independientemente de la gama que escoja debe basarse en tonos que combinen o realcen.

A su vez, los colores también se clasifican en activos, pasivos y neutros, entre ellos el negro, blanco, marrón o gris son los que se emplean para crear un balance en las decoraciones que integran colores fuertes. Donde la combinación usualmente depende de si desea un espacio relajante o dinámico.

Particularmente los colores cálidos son ideales para generar una sensación de bienestar, tonos como el naranja, el amarillo o algunos tonos de marrones originan calidez y alegría en un ambiente.

Por ejemplo: el amarillo, posee la particularidad de iluminar de manera instantánea una habitación, es un color animado que al combinarse con el blanco, crea la impresión de aumentar cualquier espacio. Por otro lado, los tonos más tenues de amarillo, junto a colores pasteles causan tonalidades agradables y a la vez estimulantes.

El naranja a su vez, incorpora vida, puesto que crea un espacio cálido y vivaz. En cambio, el rojo, es un tono que precisa de razonamiento antes de ser empleado, dado que actúa como un color dominante. Los marrones por su parte, agregan una apariencia sofisticada, e incorporan un toque de fuerza y confort a la misma vez, lo que lo transforma en uno de los tonos más empleados para el interior de una casa.

El púrpura, es un tono que ofrece elegancia y es ideal para el comedor o living, gracias a que desarrolla un espacio formal y majestuoso. El verde, en su caso, hace de la atmósfera un lugar estable, placentero y reconfortante.

En conclusión, independientemente del color que escoja de combinarlo de manera correcta, podrá efectivamente enriquecer cualquier espacio. Cabe destacar, que para lograr una decoración cálida, no quiere decir que solo debe emplear tonos tropicales, el incorporar colores fríos, es una idea excelente para crear un balance en la habitación, actualmente continúan existiendo múltiples combinaciones que suelen distinguirse desde hace un tiempo, como el rojo y el marrón, el gris y el amarillo o el marrón y el verde.

CiudadRegion Noticias

CiudadRegion, es un diario regional donde se publican las principales noticias del Valle del Cauca, Risaralda, Quindío y Caldas.

Deja tu comentario

Publicaciones relacionadas